Alto mando

Escribe Eric Bailón

Buen día a todos, soy Eric. Si has entrado acá es simplemente por uno de estos tres motivos: te gustan los videojuegos, quieres saber que hace un artículo sobre este tema en la web de la Revista Cocktail o simplemente te confundiste con el título de la columna y pensaste que te iba a escribir sobre política. Sea cual haya sido el motivo, me es grato presentarles ‘Alto Mando’, espacio destinado a los videojuegos y dirigido tanto al gamer de pasión, al jugador casual o al lector curioso.

¿Los videojuegos son un arte? En el sentido textual de la palabra sí, pues transmiten ideas, emociones y visiones del mundo; pero teniendo en cuenta la gama y tipos de videojuegos existentes, me dejaría más tranquilo la respuesta “depende”. Y es que no es lo mismo comparar a un juego con guión, composición musical, dirección de arte, creación de personajes, diseño de escenarios y actuaciones de voz, a un juego de preguntas y respuestas para celular. El primero es arte por donde lo mires, pero el segundo es simplemente una forma de fácil de hacer entretenimiento o ganar dinero, aunque tenga un proceso de diseño para su creación.

Los videojuegos son una forma de entretenimiento nueva, por lo que los prejuicios están muy presentes. Decirle a una persona que pasarás el fin de semana en tu casa viendo series en Netflix estará mucho mejor visto que decirle que pasarás todo el fin de semana jugando videojuegos; por otro lado, decirle a tu jefe que eres fanático del cine le dará una imagen intelectual u “open mind” de ti, pero dile que eres fanático de los videojuegos y probablemente te haga quedar como ocioso y vago.

Muchos no pueden entender que jugar un buen videojuego es una experiencia igual de inmersiva y productiva que una buena serie, una buena película o hasta un buen libro; por lo mismo que cuentan historias, transmiten ideas y nos motivan a pensar e imaginar. Pero, ¿por qué el prejuicio? tal vez las únicas imágenes que tengan muchos cuando le dicen la palabra  videojuegos sean colegiales lisurientos jugando Counter en una cabina, personas olvidándose de los peligros delicuenciales por Pokemon Go, compañeros de trabajo obsesionados por cultivar su granjita o jugadores de Dota que hacen amanecidas acompañados de Cuates y Cifrut.

A las personas que aún siguen pensando así, les pido que no metan todo en un solo saco, porque es como sacar conclusión de lo que es ser una serie solo con haber visto ‘Al Fondo Hay Sitio’, decir que no te gusta el cine solo por ver ´El Pequeño Seductor´ o afirmar que la literatura es banal e innecesaria solo por leer ‘Yo sé que Puedo’. Con esto, no es que quiera decir que Counter Strike, Dota o Pokemon Go sean malos juegos, solo intento explicar que, solo viendo una pequeña parte del todo, no podrás construir una opinión acertada.

Otro de los más grandes prejuicios es que los videojuegos nublan de violencia la mente de los jóvenes, poniendo como ejemplo los tantos tiroteos que ha habido en Estados Unidos. Bueno, en primer lugar, los juegos violentos están dirigidos exclusivamente para público mayor de 16 o 18 años, una edad en la que mentalmente no eres tan influenciable y tienes un sentido común construido. Claro, existen casos donde hay adultos con algún desequilibrio mental que los vuelve más vulnerables e influenciables, pero estás personas podrían dejarse llevar también con un libro o una película.  ¿Acaso en este caso la culpa la tendría el libro o la película?

Los videojuegos generaron un ingreso en el año 2017 de 108 mil millones de dólares y sigue siendo una industria en crecimiento.  Esta es la primera generación en tener una gran cantidad de adultos videojugadores (aquellos que fuimos pequeños en la época del NES, SNES, Game Boy y PlayStation 1), pero muy pronto un adulto videojugador será algo de lo más común. En el futuro ser gamer no será mal visto por nadie y los videojuegos serán considerados por todos como arte. Estamos en el proceso, es cuestión de tiempo.

Eric Israel Bailón Chacón estudió periodismo en la Universidad Jaime Bausate y Meza. Es creador de las webs ´Lima Vaga´ (entretenimiento y cultura) ´No Soy Gamer´ (videojuegos) y de la empresa Mediarte Comunicaciones. Respecto a los videojuegos, empezó escribiendo notas en  el magazine The Fuckin Times, luego columnas en la versión impresa de Tu Campus y en la propia Lima Vaga, debido a la demanda que tuvo sus columnas de videojuegos optó por independizar  y así creó una web solo para videojuegos: ´No Soy Gamer´ en donde escribe noticias sobre juegos, reseñas y artículos especiales, además de producir material audiovisual.

Encuéntralo en:

https://www.nosoygamer.com/

https://www.limavaga.com/

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe