Beats y ritmos peruanos con Novalima

Novalima es tal vez la agrupación musical peruana con mayor proyección internacional de la última década. Con más de 15 años explorando y experimentando nuevos sonidos, este 2019 esperan volver a los escenarios del Perú y del mundo.

Escribe Omar Amorós*

Nació como un colectivo musical en el año 2001 al mando de músicos peruanos que tenían la intención de fusionar música y ritmos contemporáneos. Su idea desde un inicio fue romper con las barreras y unir géneros. Conversamos con dos de sus fundadores: Ramón Pérez Prieto (teclados) y Rafael Morales (guitarra).

Lo primero que menciona Ramón es justamente aquello que distingue a la banda: “este 2019 deseamos explorar nuevos sonidos y salir una vez más de gira” (que seguramente será en julio). Ambos no se imaginan sus vidas haciendo otra cosa que no sea música, sobre todo en vivo. Para ellos tocar siempre con amigos es algo genial y cada vez que tocan van mejorando su sonido.

Recordando sus influencias Ramón nos relata que de niño tocaba piano clásico y guitarra y que después aprendió varios instrumentos (de oído). La escena rockera y subterránea de los ochenta la vivió en Lima y fue por esa época que él y Rafael se conocieron –tenían unos 15 años-, y empezaron a tocar en diversas bandas como “Avispón Verde “y “Ciencia Ficción”, ya con gente con la cual se formaría después Novalima. Fue durante los años noventa que tanto Ramón como Rafael deciden viajar a Europa (al igual que otros miembros de la banda) descubriendo así música de África, India, Brasil, Cuba, Los Balcanes y de otros lugares.

Rafael nos cuenta que lo que trataron de hacer con su primer disco “Novalima” (2003) fue una confluencia de todos esos sonidos que habían descubierto. No era un álbum afroperuano, pero el sonido sí, porque le pusieron cajón a todas las canciones. Lo que vino después fue parte de sus experiencias, el siguiente paso se dio por naturalidad, porque lo que más les había gustado a los músicos era como el cajón había pegado perfecto en cada canción y cómo este instrumento era recibido (por el público extranjero) en cada presentación. Así que decidieron experimentar con él y surgió: Afro, (2006) que tuvo un éxito mayor, ya que ocupó el primer puesto en las listas de radio de Estados Unidos. En este disco se incorporaron actuales integrantes como: Milagros Guerrero y Juan Medrano (Cotito). “Afro” fue un tributo a todas esas clásicas canciones afroperuanas y obtuvo el premio IMA (Independent Music Award) al mejor álbum en la categoría World Fusion.

En su siguiente disco “Coba Coba” (2009), Novalima siguió explorando los sonidos afro y se adentraron en las raíces africanas de la música afroperuana, creando nuevos sonidos influenciados por el reggae, dub, salsa, entre otros géneros. Este disco les abrió las puertas a un público más amplio y a ser nominados al Latin Grammy al mejor álbum alternativo latino 2009. Con “Karimba” del 2012 nos ofrece sonidos frescos e innovadores (más electrónicos) pero siempre manteniendo la esencia de la música afroperuana, donde las canciones fueron saliendo solas, alejándose un poco de los sonidos anteriores porque no querían repetirse. “Planetario” (2015) en cambio fue un disco de ruta, fue surgiendo en el camino entre gira y gira en los lugares más recónditos del planeta como Malasia, Nueva Zelanda, Finlandia, Suecia, Dinamarca, pero sobre todo Colombia donde realizaron varias sesiones. Es un disco con sonidos del mundo.

Su más reciente producción “Ch’usay” (2018) ha sido todo un éxito de público y crítica, a pesar de no contar con un soporte físico. Apareció a mediados de setiembre del año pasado y bajo el sello neoyorkino Wonderwheel Recordings. “Ch’usay” es una palabra quechua que significa “viaje interior” y en él exploran diversos sonidos peruanos, cruza la cordillera y va hasta lo profundo de lo andino, pero no se queda ahí, sino baja al Amazonas, y explora con la música de la selva a través de instrumentos ancestrales. Es toda una travesía musical, un exótico viaje en el cual escuchamos las voces de Sylvia Falcon y de Liberato Kani.

Para Ramón el afro siempre estará presente en los trabajos de Novalima, lo que pasa es que “Ch’usay” es fruto de la propia curiosidad que hay en cada uno de los integrantes. “La misión de todo artista es innovar, crear nuevas cosas, inspirar nuevas sensaciones” Rafael por su lado nos cuenta que se quedaron fuera –de esta versión del disco- unas 3 o 4 canciones más que piensan lanzarlas en diferentes formatos en los próximos meses, en lo que él llama disco envolvente. Tenemos Novalima para rato con disco que seguirá sonando y ofreciéndonos sonidos nuevos, y con tocadas que inviten a todos a bailar.

*Editor de Cocktail

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe