Britvic, una bebida exquisita con un amargor muy neutro

La tónica Britvic se caracteriza por un sabor carbónico neutro, de larga efervescencia, que destaca la presencia de cítricos, una dulzura balanceada con un toque de amargor, lo que la hace fácil de beber. Esta tónica es ciertamente neutra y siendo combinada con ginebras respeta ampliamente los botánicos con los que están elaboradas.

Mediante la visión y lineamientos de Perufarma, una de las importadoras más importantes del país; el Brand Manager de Britvic Jonathan Arcila, colombiano radicado en Lima, se encuentra encargado del desarrollo de esta marca de mixers y zumos, prácticamente desde su llegada a Latinoamérica (2012). Para ese entonces, eran la primera marca internacional que circulaba en el país porque solo existían las tradicionales etiquetas nacionales de ginger ale y agua tónica en botella de plástico. Fue en ese entonces que Perufarma decidió apostar por este nicho en el mercado que empezaba a crecer en Latinoamérica y contaba con aceptación en Europa, sobre todo en España, que la importaba desde Inglaterra, donde Britvic es todo un ícono de la bebida. Desde un principio, Jonathan lo tuvo muy claro. “El mercado de las bebidas gaseosas es un negocio de volumen, se trata de un producto con vencimiento, más aún cuando son de calidad premium. Es decir, no contienen conservantes y tienen poco azúcar. Por lo tanto son productos de corto vencimiento (menos de un año de vida)”. Esto hace que la cadena de abastecimiento sea muy rígida y que se tenga que trabajar aceleradamente, como lo cuenta Arcila.


La llegada de Britvic generó todo un cambio en este mercado de mixers porque se vendía una pequeña lata de 150 ml. por el precio de una botella grande de 2 litros y medio. Al principio, el mercado peruano se resistió porque no existía la costumbre –como hoy- de beber gin tonic. Por ello, lo que hicieron fue ofrecerlo junto al portafolio de bebidas que manejaba Perufarma, específicamente con las categorías de Pisco y Vodka. Por esos años el consumo de destilados premium (bebidas alcohólicas con un precio superior a $25.00 en el punto de venta) en el Perú era menos de la tercera parte de lo que es hoy en día. Sin embargo se vislumbraba una rápida tendencia al crecimiento, y la estrategia de Arcila para la penetración de Britvic fue seguir ese camino, sabiendo que se trataba de una marca de jugos y preparados. Sin embargo, la intención fue llegar al Perú con la gama de mixers. Fue en el verano de 2014 que Perufarma decide invertir en realizar una fuerte campaña publicitaria en la que la investigación dio como resultado el famoso slogan que definiría a la marca en Perú: “La dosis exacta de sabor”.

Su majestad inglés

La marca Britvic remonta sus orígenes a The British Vitamin Product Company (1938), que a raíz de la depresión económica, reconoció la necesidad de una fuente de vitamina C, por lo que comenzó a embotellar zumos de frutas de manera que se mantengan frescos durante más tiempo sin la adición de conservantes. El negocio prosperó durante los años de guerra, y en 1947 la marca de zumos Britvic se puso en marcha. En 1971 la compañía cambió su nombre por el de Britvic, y en 1972 lanzó una gama de mixers para complementar su gama de zumos. En el Perú Britvic se convertiría en el mejor aliado del Chilcano gracias a su relación con “La Semana del Chilcano”, campaña que apunta a generar un mayor consumo del pisco. Se puede decir que este mixer ha sido uno de los que más viene incentivando el consumo del pisco desde el 2014. “El papel del mixer es realzar el sabor del destilado, pero si compro un destilado barato no tendré problema en combinarlo con una bebida dulce para opacar su verdadero sabor”, sostiene Jonathan. Para el especialista, la mayor dificultad para una sostenida presencia de Britvic en el mercado ha sido el precio. Sin embargo hubo una evolución en el consumo a través de la educación.

Poco a poco el mercado empezó a probar el producto, incluso mucha gente que creía que no le gustaba el agua tónica, que creía que por ley era una bebida amarga, seca, y que dejaba una sensación pastosa y astringente; cambió de opinión al probar Britvic. “Es una bebida exquisita con un amargor muy neutro, balanceado y con un toque dulce”. En 2014 gracias al gran desarrollo comercial de Perufarma y el impacto publicitario de la campaña, el producto comenzó a estar muy presente en el mercado y fue aquí donde el público comenzó a preguntarse dónde encontrarlo. “Nos abastecíamos cada 15 o 20 días siempre incrementando las cantidades”. A partir de ahí el consumo de mixers creció, ya al público no le era ajena la marca porque “reconocía el formato de la latita bautizándolo como el servicio inglés”, haciendo referencia al escudo de su logo que lo certifica como uno de los pocos productos aceptados para el consumo de la realeza británica. Así fue como esa calidad realzada por la nobleza poco a poco conquistó el mercado peruano.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe