Cecilia Rodriguez-La Rosa: “Para sanar hay que empezar por reconocer qué es lo que nos daña”.

Cecilia Rodríguez-La Rosa Pratt (BFRP PER-2018-0313R), es Practitioner Registrada de la Fundación Bach, consultora del famoso método de las Flores de Bach, el mismo que cada año va ganando más público en todo el mundo por los resultados positivos que logra al tratar emociones negativas como la ira, los celos, la tristeza o simplemente la falta de sueño. Una oportunidad para acercarnos a una forma natural –y distinta– de sanación a ese otro nivel tan importante que muchas veces pasamos por alto: el energético y emocional.

En el consultorio, ubicado en Miraflores, conversamos sobre el origen de su interés por esta forma de curación y los alcances que tiene dentro de cada uno de nosotros.

¿Cómo llegas a conocer las Flores de Bach?

Llegué por recomendación. Sufrí de serios problemas para dormir durante años y me sentía agotada y débil física y mentalmente y prefería acudir a métodos naturales antes que a medicación. Cuando fui a la consulta, empezamos con el típico: ¿qué es lo que te trae por aquí? A lo largo de la misma mencioné que todos los días le ponía trancas a las puertas de mi casa, que repasaba antes de dormir lo que debía hacer en caso de emergencia.

Terapista Cecilia Rodríguez-La Rosa Pratt.

Cuando por la madrugada pasaban autos por la pista y hacían sonar la tapa del buzón, yo me despertaba sobresaltada y no volvía a dormir. Durante el día repasaba mentalmente si todas las cosas estaban en orden o hechas, y por estar pendiente de esas cosas no sentía que vivía en el aquí y ahora, y encima no tenía paciencia ni tolerancia ni me interesaba socializar mucho con la gente, pero yo sólo iba a la consulta porque no podía dormir.

Luego de la consulta, la Practitioner me propuso unas flores y al estar de acuerdo ambas, me entregó una fórmula preparada y esa fue la primera fórmula que usé. Llegué a mi casa más tranquila, noté que le prestaba atención realmente al presente y que por más que quería pensar en después, no podía. Disfrutaba. La primera noche cené y me fui dormir como hacía tiempo no lo había hecho. A la mañana siguiente empecé a investigar sobre las Flores de Bach. Desde entonces duermo bastante bien.

Y así empiezas a formarte como terapeuta…

Experimenté con las Flores por más de un año y fui tomando conciencia de muchas emociones. Luego decidí profundizar más, explorar conmigo y experimentar con personas conocidas y nos fue bien; consideré que así como me ayudaron, también podían ayudar a otras personas, y elegí terminar la Certificación para poder ayudar a través de las consultas.

¿Qué son exactamente estas flores?

Las Flores de Bach son un sistema creado por el Dr. Edward Bach entre los años 30 y 40, en Inglaterra. Consta de 37 flores (o remedios) y 1 tipo de agua, que ayudan a equilibrar o armonizar aspectos negativos de las emociones o la personalidad. Este método está considerado dentro de la medicina holística que busca armonizar el cuerpo, la mente y el espíritu. Funcionan a nivel energético y la forma de uso es bastante simple: 4 gotas 4 veces al día (como mínimo).

¿Se basa entonces en el uso de aceites de flores?

No, lo que se utiliza son tinturas madre. Estas tinturas se obtienen de dos formas: con el método del sol, en el que las flores flotan en agua pura durante tres horas, con la luz directa del sol, y con el método de ebullición: las flores se hierven durante media hora. Una vez que el calor ha transferido la energía de las flores al agua, esta -ya energizada- se mezcla con una pequeña cantidad de preservante (que puede ser brandy o glicerina) y se convierte en la tintura madre que se coloca en frascos que, a su vez, son utilizadas como esencias para la preparación de las fórmulas luego de la consulta. Para tratar afecciones en la piel existe una crema llamada Rescue Remedy. Este método es muy distinto a los que utilizan aceites o aromaterapia porque sólo trabaja con la energía de las flores en la energía de las personas, animales o plantas.

Imagino que cada flor debe tener una propiedad distinta de las demás, única.

Sí, la información sobre las propiedades de cada flor se puede encontrar en la página del Centro Bach. Lo importante de la función del Consultor o Practitioner es precisamente ayudar al paciente en la identificación de las emociones que se esconden o producen los síntomas físicos y en la correcta selección de las flores. El Dr. Bach consideraba que cualquier malestar o enfermedad era el producto final de un desequilibrio energético en las emociones. Entonces las Flores de Bach te ayudan a equilibrar los aspectos del miedo, la ira, los celos, la inseguridad, la impulsividad, la impaciencia, entre muchos otros en sus distintos matices.

Cuando un paciente llega a la consulta te cuenta cómo se siente y cómo esto se ve reflejado en su cuerpo: falta de sueño, problemas de socialización, decaimiento, dolores musculares, en fin, mil cosas. Con esa consulta y la primera fórmula, vamos trabajando como en capas de cebolla, armonizando lo inmediato para luego tomar conciencia de las emociones más profundas, y así el paciente va recordando las cosas positivas y negativas que de una u otra forma lo han llevado a como está en ese momento. Al hacerlas conscientes, se va liberando, volviendo a su esencia real y entonces empieza a sanar.

¿Qué emociones se pueden tratar con las flores de Bach?

Las Flores de Bach se dividen en 7 grandes grupos que tratan los temores, la incertidumbre, el desinterés en lo actual, manifestaciones de la soledad, susceptibilidad a las influencias y opiniones de los demás, desesperación y abatimiento, y las emociones negativas de aquellos que sufren por los demás y “se cargan”. Dentro de estos 7 grupos están las 37 flores -y un tipo de agua- que tratan los distintos tipos de emoción que se pueden dar.

Es un espectro bastante complejo (y completo), sobre todo en tiempos donde las redes nos dan la sensación de “pertenencia” cuando en realidad estamos bastante solos, y esa soledad muchas veces “enferma”. ¿Ayudan tanto las Flores de Bach?

Sí, ayudan mucho porque permiten re-conectar con uno mismo. Los medios y la rapidez con la que nos vemos “obligados” a vivir nos han “deshumanizado”; y es precisamente ese desconectar de nuestro espíritu el que nos desequilibra y es lo que nos produce la sensación de desolación, soledad y miedo que pretendemos tapar con otras cosas.

Las Flores no tienen un efectivo paliativo como muchos productos de la medicina occidental. Si te duele la cabeza puedes tomar paracetamol, pero luego volverá el dolor. Con las Flores de Bach identificamos cómo te sientes y cómo ese sentir influye en que te duela la cabeza. Las Flores de Bach equilibrarán tu mente y espíritu; y sanarás.

CONTACTO Y CITAS:

Teléf.: 989200829
Email: ceciliarodriguezlarosapratt@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/FloresdeBach.Ceciliarodriguezlarosapratt/

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe