Cusco, el nuevo centro magnético de la tierra y el Hippismo

Escribe: Francisco León

Sabido es, por los investigadores de las ciencias ocultas, que desde la década del 60 el polo magnético de la tierra se trasladó del lejano Tíbet al Cusco. Esto, atrajo una gran migración de buscadores espirituales, que desde esa fecha se mantiene. Existen algunos lugares, donde la presencia mística es parte del acontecer diario. Aunque muchas veces, solo se trate de una moda New Age o de un “bricherismo cósmico”. Sin embargo, debemos reconocer que hay muchos buscadores serios. Recordemos qué sucedió a fines de los sesenta. Década del nacimiento del movimiento hippie. Las ondas cruzaron la atmósfera y volvieron recargadas para infiltrarse en los pacíficos hogares-refugios de la middle class norteamericana. Emisoras de radio repitieron el mensaje, como si se tratase de una planificada invasión extraterrestre, y tal vez lo fue. Como en los mejores delirios de Orson Wells.

Proféticas voces dijeron a los jóvenes insatisfechos que: the answer my friend is blowind in the wind… Aunque para ello tuvieran que alejarse de los hogares paternos. Abandonar el nido y partir a San Francisco a colocar flores en sus cabellos. Un doctor, Timothy Leary, había esparcido la visión divina en la democrática forma de un cubo de azúcar. Sí, Lucy In The sky With Diamonds, o solo LSD. A través de los Long plays, cuya escucha era un proceso cuasi ritual, se desafiaba la razón: Cuando la lógica proporción, ha caído nuevamente muerta/Y el rey blanco hable de espaldas/Y la reina roja no tenga cabeza/Recuerda lo que dijo la perilla: “come tu cabeza/come tu cabeza.” [1]

Se debía hallar la raíz, la fuente, el por qué y para qué, incluso, de aquella existencia planificada por otros. Donde hasta la forma de la muerte estaba decidida. Pues los jóvenes no deseaban blanquear sus huesos en algún olvidado arrozal de Vietnam. No encontraban alguna razón valedera para enfrentar a aquel escuálido poeta, que a la postre humillaría al imperio. Tío Ho nuestra canción es canto de puro amor…Cruzaron mares, carreteras, con la nueva Biblia bajo el brazo, On the road. A pesar que su autor yacía sumido en el alcohol y la incomprensión, las harpas y las citaras de su prosa aún sonaban con voces hechiceras y cualquier lugar podía ser el lugar. El perfecto color de sus sueños aguardaba ser pintado por ellos. Al fin la decisión radicaba en sus manos. Emigraron en busca de los “polos magnéticos”, donde se instalarían sagradas cofradías de fumadores, para intentar capturar, tal vez, el secreto lenguaje de los perros, que solo hablan de noche; cuando el silencio al fin se los permite. Este Polo Magnético de la tierra sería un conjunto de Focos fluídicos formados  hace más de 5,800 años, cuando esa región era habitada por una civilización anterior a la Inca. Dichos “centros” son un conglomerado de Kallpa[2] electromagnética, y física aseguran algunos, que se posicionan en un determinado lugar en alternancia con la variación de las diferentes “Eras” por las que atraviesa el planeta. Como la de Acuario.

Pero, ¿qué es la Era de Acuario? Es una edad astrológica, un periodo de duración, correspondiente a cada uno de los signos zodiacales. Así, cada era está ligada con el atributo del signo que representa. Desde Aleister Crowley que pronosticó su llegada para el año 1904, hasta la aproximación, al anhelo de los Flower Children, en 1962 de Samael Aun Weor ya habían sido manejadas muchas fechas que nunca acertaron.

En la actualidad los investigadores de los campos geomagnéticos de la tierra afirman que es verdad, la Ciudad Imperial está al medio del denominado: Ecuador Magnético. Una línea, verde en la gráfica, que “corta” el mundo. Por algo su nombre: Qosqo: ombligo del mundo. ¿Y por qué tan enigmático nombre? ¿Qué sabían los sacerdotes incas al colocarle esa denominación? Pues recordemos que se trataba de un pueblo de astrónomos, y cada cosa tenía un significado que no era producto del capricho o el azar.

Fue exactamente a fines de los sesenta y a principios de los 70, que el fenómeno hippie migró a un Cusco aún conservador, pero que; sin embargo, ya empezaba a sentir que the times we are a changing. De pronto, al empezar la década del 70, una muchedumbre de extranjeros, mayoritariamente jóvenes, se vuelca a la ciudad y a los valles cercanos (Urubamba, Calca, Camino Inca a Machu Picchu) en busca de bucólica paz, supuesta energía cósmica y libertad para vivir a su manera.[3] Se afincaron en una ciudad que, vista desde el aire, tiene la forma de un puma. Un animal sagrado, al igual que la serpiente y el cóndor. Cada uno de ellos representa uno de los tres mundos de la cosmovisión andina. Así, el primero equivale al Kay Pacha (el mundo del aquí), el segundo al el Uqhu Pacha (mundo invisible o de abajo) y el tercero el Hanan Pacha (el mundo de arriba). Además, existía el Hawa Pacha (mundo de afuera de la tierra, es decir el universo) que no tiene representación animal.

Tal fue el grado de energía mística concentrada en la Ciudad Imperial que incluso se realizó el famoso festival del Kumbamela en las orillas del Urubamba en 1973. A imitación de lo que se realizaba desde tiempo inmemorial en la India, en la confluencia de los tres ríos sagrados: el Yamuna, el Ganges y el Sarasvati. Acerca de la trascendencia del Cusco, cito un texto inédito del maestro Enrique Verástegui, en el que habla además de la primera visita del Dalai Lama a dicha ciudad.

Si en los 70, Machu Picchu se aparecía para el movimiento hippie como el centro magnético hacia el que confluía la juventud de toda la tierra, en los 90 Machu Picchu deja de ser el centro ideal para ser aquello que todos queríamos: el centro real. El lugar sagrado hacia donde el mismo Dalai Lama, maestro sagrado del Tíbet, acaba de llegar.[4]

Sí. Los hippies fueron los primeros en entender lo que significaba el Cusco como nuevo centro magnético de la tierra. A pesar de los charlatanes e imitadores, la ciudad aún guarda sus mejores secretos, solo disponibles para los honestos de espíritu.

[1] White Rabitt (Jefferson Airplane).Canción basada en el libro Alicia en el País de la Maravillas de Lewis Carroll.  

[2] Idioma quechua, significa: fuerza.        

[3] TAMAYO Herrera José, Historia social del Cusco republicano. P. 305.

[4] VERÁSTEGUI Enrique, El saber de las rosas, ensayos sobre el alma en la sociedad tecnológica, del texto: La Tempestad de seda. Libro inédito. P.280.

Francisco Adriano León Carrasco

Nació en Lima el 8 de mayo de 1975. Escritor, poeta, editor, historiador, músico. Cursó estudios de literatura en la UBA (Universidad de Buenos Aires). Promotor cultural. Publica  la novela corta Resplandor Púrpura (Grupo Editorial RAS, Lima, 2004). El año 2005 obtiene mención honrosa a nivel nacional en el concurso de Poesía Iberoamericano, Cuento y Dramaturgia 500VL, organizado por el Boulevard de la Cultura de Quilca y la Municipalidad de Lima. Aparece su primer poemario titulado Ad Gloriam (Arteidea editores, 2006). Publica el trabajo de investigación: La historia de Salamanca de Monterrico (Grupo Editorial RAS, 2006 – 3 ediciones).

Obtiene 2ª mención honrosa en el concurso mundial de poesía erótica Bendito sea tu Cuerpo (2008). Aparece en el compilatorio del mismo nombre. Aparece su plaquette Sandra, (Maribelina editores, 2009). Publica su poemario temático Summer Screams(Hipocampo editores, 2009). El 2012 publica. Publica Historia de Sangallaya (Asociación Distrital Sangallaya, 2012). El año 2013 publica con Altazor editores su segunda novela Tigres de Papel. Publica la II edición de su novela Resplandor Púrpura, editada por G4eneration (2014), en Buenos Aires. Publica Salamanca Sixties Un estudio sobre el rock en la Clase Media de Lima, (Editorial Selección Gallera 2014). Publica su novela Los Stones, (Animal Literario, 2016).

Publica Song From Lima, poesía, (Korriente A editores, 2017). Publica el trabajo de investigación Wanka Rock, historia del rock en Huancayo de 1959-1979, Korriente A editores (2017) con una reimpresión de Sonidos Latentes Producciones ese mismo año. Dirige el equipo técnico para la elaboración de el Plan Municipal de La Lectura y el Libro de la Municipalidad Provincial de Cusco, 2017. En 2018 publica tres ediciones de Manco Inca y la gran guerra de reconquista (Grupo Editorial RAS, Raymi Editores, Zafiro Editores). Con tres ediciones agotadas en menos de tres meses. El libro fue el segundo más vendido de la Feria Internacional del libro de Cusco.

Ha aparecido en 20 compilados de poesía a nivel mundial, incluye traducciones al francés y portugués de su obra. Ha sido columnista del diario Extra, y del Diario del PaísDiario del Cusco, Diario El Sol del Cusco. Además de las revistas digitales Punto de EncuentroMain Neim, Cronopio, etc., a nivel nacional e internacional. Ha sido conductor del programa El Rincón de Los Incomprendidos por HCM Tv radio, y de Palabra x Palabra por HCM Tv radio. Ha editado más de 20 libros con su sello RAS. Es en la actualidad columnista del semanario Qosqo Times y editor periodístico de la revista Open Cusco, de distribución gratuita en Lima y la Ciudad Imperial.

Síguelo en: https://www.facebook.com/franciscoleonescritor/

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe