D.A.D.

Al poco tiempo de conocerse David Villanueva (España, 34 años) y Cristian Esquivel (Perú, 40 años) en  un metro de Madrid, realizaron la simulación de una persecución mientras los grababa un amigo en común. Ahora el sueño se ha hecho realidad.

Escribe Omar Amorós * / Fotos Zori Megías

Fue en esa infantil travesura que surgió la idea de D.A.D. y se prometieron que algún día trabajarían juntos. Años más tarde bajo el cielo gris de Lima surgió formalmente este proyecto audiovisual cuya propuesta de historia e imagen nació bajo la premisa de hacer algo que a los actores les gustara y motivara.  Esquivel y Villanueva tenían ya la visión de lo que querían hacer, pero también la conclusión de que no eran guionistas. Así se unió al proyecto Walter Alonso Espinoza con quien en el primer año hicieron un guion en base a las entusiastas ideas que se tenía. Corría el 2013, pero Cristian y David tenían que seguir con sus carreras de actores en caminos opuestos. Mientras que Cristian triunfaba en España en diversas series de televisión, David iniciaba una promisoria carrera de galán de telenovelas como “Amor de Madre”, “Mis tres Marías” y “Colorina”. Así pasaron 3 años, hasta que Esquivel regresó al Perú, buscó a su partner español y decidieron retomar su proyecto.

En diciembre de 2016 volvieron a reclutar a Espinoza, esta vez a cargo de Neopolis Producciones y se pusieron las pilas. Buscaron un productor, se unió a ellos Beyker Bances de Llanki Cine, y después de varias noches sin dormir le dieron vuelta al texto que tenían hasta entonces, y finalizaron ese año con el  guion final legalmente registrado. El 16 de mayo de 2017 empezaron las grabaciones a toda velocidad (siempre pendiente del tiempo de ambos actores) bajo las órdenes de Bismarck Rojas de Veintiuno Films. Ya se había formado un gran equipo. Parecía que las cosas no iban a estar tan fáciles, pero fue gracias a la confianza que depositaron los diversos auspiciadores al guion, que iban consiguiendo el dinero necesario y se pudo terminar de grabar.

Si bien D.A.D. cumple a cabalidad el código de comedia policial, (formato trabajado infinidad de veces tanto en cine como en tv), lo que la va a distinguirla de otras, según sus actores es cómo se va desarrollando la relación de los dos personajes principales (Esquivel–Villanueva), una relación atípica pero muy hispana.

La historia parte de la vida misma de sus creadores, un actor formado profesionalmente en España que está gestando una exitosa carrera en el Perú, y un peruano que hace 17 años se fue al país ibérico a forjarse una carrera como actor y que recién este año (2018) ha regresado a vivir al país que lo vio nacer. Ambos actores son conscientes de la realidad que les ha tocado vivir fuera de su lugar de origen y eso se ha plasmado en D.A.D.  La espina dorsal de la serie es la injusticia en la que muchas personas -ya sea de Perú o España- viven, en una cruel realidad en la que diariamente pasan cosas y lamentablemente no se presentan soluciones. En D.A.D. se plantean soluciones a ciertos problemas, aunque muchas veces no se hagan de la forma políticamente correcta.

El personaje de Villanueva es un policía top de España que sufre el cierre de su delegación por la crisis que todavía se vive en el país europeo; mientras que el personaje de Esquivel sufre la desaparición y posterior asesinato de su hermano. Uno busca justicia por sus propias manos, y a través de un engaño  -internacional y masivo- hace que el otro muerda el anzuelo y decida ir a un país extraño a ganarse la vida. Los embrollos se desatan cuando el peruano recoge al español del aeropuerto.

¿Qué significa D.A.D.?

Es un misterio (y una estrategia de marketing que produce intriga). Con la idea original de mantenerla como una serie de tres temporadas de 12 a 13 capítulos de aproximadamente 50 minutos cada uno y distribuirlas en plataformas VOD (Video Bajo Demanda) como Movistar, Amazon o Netflix, D.A.D. mantiene un alto nivel visual y técnico que les va a permitir llevar la historia fuera de las pantallas peruanas. En los próximos meses el equipo de venta tiene encuentros en Colombia y México para conversar con las producciones que ya se han mostrado interesadas en el proyecto.

David: Pasión, Paciencia y Perseverancia

A lo largo de estos 4 años –en que ha vivido y trabajado en Perú- ha llegado a la conclusión de que no existen banderas ni fronteras. Al final solo quedan los seres humanos, por eso siempre hay que apoyarnos, ya sea a mí en Perú o a Cristian en España. David confiesa  que desde el día que llegó a territorio peruano no es el mismo. Ha visto, sentido y pasado muchas cosas. “Desde el momento en que tomé un avión y vi a mis padres en el aeropuerto de Madrid y les dije adiós sin saber cuándo voy a volver,  sentí un profundo miedo, porque una cosa es que te vayas de viaje y otra muy distinta que te vayas a buscar la vida a otro país, a uno que no conoces. Uno se enfrenta solo a esa situación. Cuando llegué al Perú pasé por muchos procesos, complicados y complejos, donde he pasado momentos de mucha tristeza y alegría a la vez. Las tristezas me han hecho más duro y las alegrías más seguro. Actualmente soy un hombre mucho más maduro y con las ideas más claras. Ha sido muy duro, pero cada cosa que tengo me la he ganado, nadie me ha regalado nada”.

Cristian: El cine es su pasión

Cristian Esquivel es de la Libertad  y en el 2000 decidió partir hacia la madre patria para labrarse un futuro mejor. Ese año se encontraba grabando en Cusco una película producida por el artista español Miguel Bosé y dirigida por Federico “Fico” García, “El Forastero”. Se fue por unos días a España para la premier, pero ya no regresó. Ahí empezó todo, a actuar en la televisión española  y se quedó por 17 años. Cristian ha destacado en el cine tanto a nivel nacional como internacional. Entre los muchos filmes en los que ha participado están: “Ander” (2009), de Roberto Castón, “El vientre” (2014), de Daniel Rodríguez Risco, y “Pueblo Viejo” (2015), de Hans Matos. Asimismo tuvo roles secundarios en producciones de Hollywood como “El Che” de Steven Soderbergh, y “In the Heart of the Sea” de Ron Howard. En el 2016, Cristhian participó en el European Film Market que se realiza en el marco del Festival Berlinale, en representación de su empresa Quechua Film.  Este 2018 decidió volver a vivir en Perú exclusivamente por D.A.D. del cual, además de ser protagonista junto a David, es productor ejecutivo. Próximos a estrenar el teaser, esperamos ver D.A.D. en las pantallas de todas las plataformas vigentes para contagiarnos de esa energía mestiza (peruana/española) que nos hace únicos.

* Periodista

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe