Dörcher Bier: La joya de Pozuzo

La localidad de Pozuzo siendo una colonia austro –alemana no tenía– hasta hace diez años- una cerveza propia. Así nació Dörcher Bier por iniciativa de Enzo Egg descendiente de los primeros colonos de este maravilloso pueblo.

Escribe Omar Amorós* / Fotos Nick Gutiérrez

Para ubicarnos mejor, hay que decir que Pozuzo fue la primera colonia de su tipo fundada en el Perú en 1859, cuatro años después de que el gobierno peruano les concediera las tierras a los colonos austriacos. Es una localidad de la provincia de Oxapampa, departamento de Pasco, y capital del distrito que lleva el mismo nombre.

Enzo Egg fundador y gerente de esta cervecería nos cuenta que empezó de cero, incluso sin marca, que fue la gente que le puso el nombre Dörcher que se refiere a un grupo de jóvenes colonos que pertenecieron al segundo grupo que llegó a Pozuzo, al que apodaron así porque les gustaba divertirse y beber cerveza. Haciendo un balance de estos diez años de existencia de la cerveza, Egg concluye que se ha crecido mucho no solo en el volumen de producción, sino también en público que ya reconoce e identifica la marca –y el sabor- de Dörcher en diversos puntos del país.

Enzo Egg, Gerente de Dörcher Bier.

Iniciar la empresa no fue fácil para Enzo. En primer lugar tenía poco capital y tenía que ahorrar lo más posible. Tampoco encontró una empresa sería –en esa época- que le desarrolle todos los equipos porque importarlos resultaba muy costoso. Entonces, se dedicó mediante una exhaustiva investigación (en cervecerías en Austria y Alemania) y mediante un arduo trabajo a armar su fábrica de elaboración de cerveza. Sí, como lo leen, Enzo aprendió a soldar y armar sus propios tanques. Es por eso que hasta hoy en día sigue desarrollando nuevos y mejores equipos debido al vertiginoso, pero exitoso crecimiento de su negocio.

Cabe resaltar que Dörcher Bier es una cerveza 100 % artesanal y pozucina tipo lager y ya se distribuye en la mayor parte de nuestra selva, Lima y varias provincias del país. Su calidad es extrema debido a que en su elaboración utilizan agua de manantial, limpia y filtrada naturalmente y cuenta con los cuidados máximos sobre todo en la fermentación y en la maduración para no producir alcoholes superiores (que son los que nos hacen daño).

Estos cuidados en los detalles los aprendió Enzo en Europa, y es lo que hace que Dörcher sea diferente: amigable al paladar, ligera, que invita a compartir –a tomarte varias (muchas) más-, no es astringente y lo más importante que te puedas levantar tranquilo y sin dolor de cabeza (al día siguiente o después de una buena –pero, responsable- tomada). ¡Sí créanme! no da reseca… ojo si te marea…no es lo mismo. Así me lo hace notar Carlos Mejía, el hombre de marketing, el de las brillantes estrategias para esta gran cerveza.

Carlos es cuñado de Enzo y en unas de sus tantas visitas a Pozuzo –y a la planta- le propuso que trabajaran juntos, formalizando su relación con la cerveza, que además de la familia los unía. Antes de empezar realizaron algo parecido a un estudio de mercado por diversos puntos de Lima y empezaron a pedir cervezas (artesanales) tipo larger y no encontraron. Lo que hallaron fueron bebidas amargas y como hicieron de consumidores no asiduos de cervezas artesanales tomar ese tipo (amarga) no les permitía seguir bebiendo más porque los mareaba muy rápidamente y el consumidor peruano prefiere las de sabor ligero. Así Carlos descubrió que ese era el público al que se tenía que llegar: consumidor peruano que no ha probado cerveza artesanal.

Entonces empezaron a trabajar la marca, que tiene toda una cultura e historia detrás, la de Pozuzo y es lo que desde un primer inicio quisieron vender. Lo primero que se hizo fue cambiar la etiqueta y lo que se buscó fue plasmar el pueblo: “Es un producto del paraíso, una joya que sale entre las montañas verdes” describe Mejía.

Además, en la etiqueta se describen como se producen los cuatro sabores que actualmente tienen en el mercado: pilsener, trigo, radler y coca. Fue así que todo se formalizó, se cambió la identidad de la marca con su nueva etiqueta y con chapas mejor elaboradas con el logo, todo con tal de tener un producto A1. Compraron 40 barriles y vendieron su primer barril en una conocida cervecería limeña. De eso hace casi 3 años.

Así de la mano de diversas estrategias de rotación y activaciones para que el público la conozca lograron ser en su primer año la cerveza artesanal más vendida en la cervecería Barbarian. Eso los hizo ver que estaban en el buen camino. Y no se equivocó. Actualmente fabrican más de 40 mil litros al mes. Carlos me cuenta que dentro de los muchos planes para el próximo año que tienen para Dörcher Bier es un nuevo sabor y tener su propia cervecería en Lima. Sabemos que lo tendrán en menos de que se acabe un vaso de Dörcher.

*Editor de Cocktail

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe