El nuevo reto del pisco

Entrevistamos a Cecilia Escribens, de Ocucaje; Ivan Livschitz y Marianella Ávila de Tabernero, y a Antonio Pérez, de Finca Rotondo, para que compartan las estrategias que piensan tomar para que el destilado peruano retome el terreno perdido en las barras.

Escribe Paola Suarez Rey* Fotos de Jaime Cuellar

El posicionamiento de peruanidad que adoptó nuestra bebida bandera quedó obsoleta. El desarrollo de nuevos productos y presentaciones, la creatividad e innovación constante en sus campañas promocionales, la educación de consumo y el trabajo en equipo con el profesional de barra, son algunas de las estrategias que los ejecutivos de marketing de las grandes marcas de pisco están adoptando hoy en día, para combatir las preferencias de consumo hacia otros destilados. Las barras limeñas han ido siguiendo las tendencias de consumo de las principales ciudades del mundo. ¿Será que nuestra gastronomía ha colaborado con éste indicador en sus inicios? Yo diría que sí, y lo favorable es que nuestra cocina peruana, impulsada desde el 2000 por sus embajadores Gastón Acurio, Rafael Osterling, Pedro Miguel Shiaffino y nuestro recordado Toshiro Konishi, han logrado convertir en uno de los componentes más importantes de la marca Perú internacionalmente. Todos estos factores despertaron en las barras limeñas propuestas o usos a gran escala del pisco en la variedad de chilcanos y sours que veíamos en las principales barras de la ciudad.

Con la mejora de nuestra economía en comparación con la región, todo este “boom” nos colocó en la mira de las grandes corporaciones transnacionales dedicadas al negocio de vinos principalmente, que se fue ampliando hacia las grandes marcas de destilados que hoy por hoy ya se encuentran en Perú y en el portafolio de un número respetable de importadoras. Según la Encuesta Nacional de Hogares (2016), el pisco representa la tercera bebida alcohólica de mayor preferencia por los consumidores peruanos, seguido de la cerveza y el vino con un consumo promedio per cápita anual de los hogares es menor a un litro (0,2 lt/hogar) en el país, lo que deja en evidencia la preferencia por el consumo masivo de otras bebidas como la cerveza o el ron.

Se estima que para el 2017, la producción de nuestro producto bandera ascendería a 10,9 millones de litros, un avance de 4% frente al 2016. La cifra marcaría un nuevo récord respecto a similar periodo del año anterior. Por otro lado, el consumo de pisco en el Perú ascendió a 1,4 millones de litros en el 2016. Desde hace varios años la frase “menos es más”, es lo que se ve en el mundo de la coctelería internacional, tema que se replica también en sectores como la moda, la arquitectura y el arte. Un máximo de cuatro ingredientes sin desvirtuar el producto base, es la premisa del profesional de barra intercalando recetas novedosas, con cortes marcados que han forzado lanzar estratégicamente a Tabernero, un acholado de tres cepas (quebranta, italia y torontel) cuya formulación se adapta perfectamente a lo dulce, lo cítrico ó aromático de la receta del bartender y donde el pisco queda presente, nos cuenta Marianella Alva.

Cecilia Escribens.

Otro aspecto relevante es la búsqueda por potenciar el producto autóctono de la zona. Por supuesto, hasta podemos encontrar un show detrás de ello, que suma “esa experiencia” que buscan hoy en día los consumidores en el marco de su vida social en barra y restaurantes, y que es un reto que viene trabajando progresivamente Ocucaje, ya que se encuentran en una etapa inicial del rejuvecimiento de la marca con el lanzamiento de Fósil, que va dirigido a un segmento joven y el cambio en la presentación de su línea tradicional, nos comentan Cecilia Escribens.

“Si tuviera que preocuparme por una categoría, me preocuparía por el ron. El gin es de tendencia, de moda, como lo fue el martini en su época”, nos dice Ivan Livschitz. “Debemos enseñar a tomar pisco. En provincia no lo conocen y sólo consumen cerveza”, comparte Marianella. “Hay mucho por investigar para posicionarnos en la coctelería premium, salirnos del chilcano y pisco sour”, afirma Cecilia y comparte Marianella. Una de las estrategias que adopta Rotondo, por ejemplo, es “replicar los cocteles que se hacen con otros destilados, como el pisco tonic, piscocolada, piscopolitan, entre otros, así como bebidas de antaño y realizando concursos de cocteleria sacando propuestas de autor”, indica Antonio Pérez.

Antonio Pérez.

Otro reto que enfrentan son los grandes presupuestos que nuevas marcas o grandes corporaciones generosamente invierten creando barreras de entrada. Es tendencia que en varias barras desde hace años tienes que pagar por estar allí. Finalmente, un punto importante es la de trabajar en equipo con los bartender, desarrollando una relación más allá de la comercial para enfrentar a la competencia a través de acciones que ayuden a su desarrollo como profesional, y que a su vez cree lazos de empatía y compromiso; que algunas marcas ya están realizando con mucho éxito en Lima. ¡Éxitos!

Publicista*

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe