El teatro como plataforma política

Escribe Omar Amorós

De un tiempo a esta parte vivimos tiempos políticamente agitados. Cada día que pasa puede suceder de todo. La realidad muchas veces supera a la ficción y sirve de  base para realistas, filosóficas, conmovedoras, distópicas y surrealistas propuestas de puestas en escena cuyo fin –aparte de entretener- es generar reflexión que debería llevar a su vez al análisis y conversación de lo que nos hace y reafirma ser peruanos.

En tiempos de destapes periodísticos sobre corrupción institucionalizada, planteamientos de cuestión de confianza, resoluciones legislativas en tiempo relámpago, chantajes políticos, elecciones y encarcelamientos (justos y necesarios). Ir al teatro se ha convertido más que en un escape de entretenimiento y pasatiempo intelectual, en un lugar de (re)descubrimiento personal y social.

Para muestra un botón: Por estos días; el destacado dramaturgo, director y actor Luis Alfonso Santistevan de Noriega presenta tres obras de su autoría escritas entre 1986 y 1994: “Vladimir”, “El Caballo del Libertador” y “Pequeños Héroes”. Santistevan cuenta que cuando escribió las obras las hizo por separado y nunca las pensó como “Trilogía”, fue otro hombre de teatro; Alberto Ísola que las pensó como tal.

Las tres obras mencionadas tienen en común un espacio (una casona antigua) que metafóricamente es el Perú. Las tres reflexionan sobre quiénes somos, no somos y creemos ser, muy humanas y peruanas. Para el dramaturgo montar la idea de la Trilogía fue remontarse a su escritura primigenia, rehacerla, ver que le dice al público hoy, sobre todo a una generación que no había nacido cuando surgieron estas obras:

“Creo que estas obras no son un recuerdo de esos años, pueden haber sucedido en cualquier otra época porque debemos darnos cuenta que no hemos tenido éxito como república. Estando cerca a cumplir el bicentenario y haciendo sumas y restas vamos a salir debiendo porque hay muchas cosas que no hemos logrado hacer como incluir a las minorías. Seguimos pensando en cosas muy fragmentadas porque somos un país profundamente desigual, desinstitucionalizado y en el cual la política está sostenida con alfileres”. El teatro nos puede ayudar a pensar en que es lo que somos y hemos logrado, y sobre todo que queremos en el futuro como país.

“Vladimir” dirigida por Alberto Ísola es una puesta en escena contundente en el sentido de la dramaturgia con referencia a esos tiempos pasados de violencia que reprimió el ímpetu de toda una  generación (de los 60´s y 70´s) que en plena década de los 80´s vio como sus sueños y anhelos de una sociedad y de un mundo de todos para todos eran minimizados por intereses individuales -incluso los propios- que buscan salir de la pobreza, del espacio del confort o del espacio que les tocó vivir. Su visión del mundo se convirtió en sobrevivir. María Elena la protagonista pierde su lugar en el mundo y sus enfrentamientos con su hijo Vladimir no son otra cosa que sus enfrentamientos con ella misma y con sus fantasmas del ayer, representados por la figura idealizada de un Che Guevara que de ícono de un tipo de pensamiento se convirtió en el tiempo en un referente político.

“El Caballo del Libertador” dirigida por el propio Alfonso, por su parte nos presenta la presencia de Simón Bolívar, en la figura del mito y con lo significó su proyecto del sueño bolivariano que en el Perú no caló y cuyas implicancias están implícitas en la obra. Santistevan nos retrata las ideas que están en el imaginario colectivo de las personas, de nuestro país para ponerlas en discusión. La interacción entre un viejo profesor ciego, (como una metáfora de lo ciega que puede estar la sociedad con relación a problemáticas endémicas) con una mujer que es prostituta, indígena y acompañante a la vez son los encargados de hacernos sentir las esperanzas perdidas de aquellos solitarios que buscan sobrevivir por encima de la incertidumbre, el miedo y la violencia.

“Pequeños Héroes” es la obra más alegórica de las tres, dirigida por el tándem: Ísola- Santistevan en donde una mujer que cumple noventa años y se encuentra sola en una casona vieja en la noche de la matanza de los penales es visitaba por las almas: de su padre, un oligarca; de su novio, un anarquista, que luego fue aprista y finalmente claudicó en la política; y la de su hijo, un chico que ella crío desde pequeño y que es senderista. Ella es una idealista, una utópica que ha sido maestra toda su vida y la obra en sí es la confrontación de esas tres visiones del Perú con la de la maestra. Es una obra de discursos, de confrontación de discursos.

Por eso “Trilogía” nos lleva al análisis, la confrontación y la reflexión, tres estados del pensamiento que le dan sentido al teatro, el sentido de conocimiento, de aprendizaje, de enaltecer nuestra vida para hacerla mejor. Porque no solo de pan vive el hombre y mucho menos de política…

Vladimir: Hasta el 22 de octubre / De jueves a lunes / 8:00 p.m.

El Caballo del Libertador: Hasta el  4 de diciembre / Todos los martes / 8:00 p.m.

Pequeños Héroes: Del 27 de octubre al 3 de diciembre / De jueves a lunes / 8:00 p.m.

Carlos Omar Amorós Núñez. Periodista y Profesor. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad San Martín de Porres. Ha llevado cursos de crítica cinematográfica y de teatro. Ha trabajado en las agencias Neo Consulting y Making Connexion, las Revistas Siete y Velaverde, en Diario Expreso y Suplemento Variedades del diario El Peruano. También ha ejercido como docente del área de comunicaciones para alumnos de primaria y secundaria y como asesor de prensa para escritores. Actualmente es editor general de Revista Cocktail, redactor de cultura de Diario Perfil y colaborando para otras publicaciones siempre en la sección de cultura.

Síguelo en:

https://www.facebook.com/carlomar20

https://twitter.com/Carlomar

https://www.instagram.com/carlomar20/

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe