El Vino de la Semana: Lo que todo winelover busca

Escribe: José Bracamonte

Para iniciar como winilover, tenemos que conocer primero el aprendizaje del vino, debemos ir poco a poco, sin alocarnos. Es un camino muy largo que nunca deja de sorprendernos, pero muchas veces nos desesperamos tratando de saber más al comprar vinos caros, cuando el secreto radica en comprender lo que está en backstage y no in front. Cada vino que probamos es un libro abierto, sin secretos, sin mañas. Es simple, tienes un productor, un lugar, una cepa, una técnica. Lo que debemos averiguar para entender al vino que tenemos en frente son las razones por las cuales ese productor decidió hacer vino. Qué fue lo que lo impulsó a llevar ese proyecto adelante y a ofrecerle su concepto al mundo.

(Foto 2)

Asimismo, es bueno recordar que cada artesano como todo artista se deja llevar por un impulso, súmenle la pasión que va creciendo dentro y el lugar en donde decide sembrar. De ahí nace un resultado entre destino y pieza testimonial de un terroir. Todo ello, es el vino que llega a nuestras casas y restaurantes. Es un código QR perfecto por donde lo observemos.

Nuevas épocas del vino

Muchos catadores probamos mucho alcohol, pero nunca dejaremos de aprender. Tenemos nueva información, sobre todo en estas épocas donde la tecnología te permite investigar más sobre los suelos y los microclimas. A comparación de otras materias, nada está dicho en el mundo del vino. Por eso hoy tengo de invitado a un personaje que domina el tradicionalismo purista de la enología y el universo contemporáneo vínico:

Don Cristóbal Undurraga y su Viña Koyle

Cristobal o más conocido como Toti, es el primer enólogo en las 5 generaciones de la familia Undurraga. Vivió durante 7 años en el extranjero en donde buscó y aprendió diferentes estilos de enología y viticultura en el mundo, trabajando así en Napa Valley (Franciscan Estate), Australia (Rosemount), Burdeos-Francia (Chateau Margaux) y Mendoza (Kaikén). De Mendoza se vino a los Lingues, donde su día a día se concentra en conocer, aprender y sentir el terroir de los Lingues. El año 2008 comenzó su bran desafío, el transformar el viñedo de los Lingues en un viñedo certificado Biodinámico por Demeter de Alemania. Junto a sus asesores, Rene Piamonte y Roberto Pizarro, sumado a todo su equipo, lograron el 2012 la certificación y así también seguir en la búsqueda de la mayor expresión del terroir en sus vinos.

La Nueva Generación

Viña Koyle nació por la tradición que llevan los Undurraga en la sangre: ser una familia de vinos por más de seis generaciones, iniciada por don Francisco Undurraga Vicuña en 1885. Viña KOYLE nace en 2006, cuando Alfonso Undurraga Mackenna, junto a sus hijos Alfonso, Max y Cristóbal, inician la búsqueda de un terroir para el desarrollo de un proyecto de vinos tintos de alta categoría.

La propiedad de aproximadamente 1.100 hectáreas se encuentra en la zona de Los Lingues, Alto Colchagua, en los contrafuertes de la Cordillera de Los Andes, ubicada en San Fernando en la Región de O’Higgins. Hoy en días contamos con 80 hectáreas plantadas. Koyle está enfocada a la elaboración de vinos de alta calidad, buscando obtener lo mejor de cada terroir y del suelo. Nos dice que: “Nuestro compromiso es desarrollar un proyecto vitivinícola único, que sitúe a la viña como un referente en la agricultura biodinámica, ya que consideramos que es la mejor forma para obtener uvas sanas y que expriman lo mejor del origen”.

Prensa internacional

Toti viene destacándose a nivel mundial y conquistando continentes con su bodega, Wine Spectator, Wine & Spirits, Wine Enthusiast, todos hablan de él. En una reciente nota de prensa de la revista internacional Decanter, en su informe sobre Sudamérica del año pasado encontré que Tim Atkin MW destacó a 10 hombres y mujeres jóvenes que están cambiando la cara de la industria del vino en Chile y Argentina.

Entre los 5 chilenos de lo que Atkin llama “la nueva generación”, figura el enólogo Cristóbal Toti Undurraga, de quien destaca que después de hacer varias vendimias en Burdeos, Napa y Hunter Valley, y trabajar en Kaiken en Argentina, se asoció con su padre Alfonso Undurraga y sus hermanos para crear Koyle, “una viña cuyo objetivo ha sido hacer vinos con un sentido de lugar en las 80 hectáreas que posee en Los Lingues, en Colchagua Andes”, además de los campos del sector costero de Colchagua y del valle de Itata. En su nota, Atkin resalta que trabajar con los especialistas franceses en terroir Claude y Lydia Bourguignon le ha permitido enfocarse aún más en este objetivo.

Finalmente, señala que, aunque el fallecido Paul Pontallier de Chateau Margaux es su enólogo más admirado, “sus mejores tintos no son elaborados con Cabernet, sino con una mezcla de Mourvèdre, Carignan, Syrah y Grenache (Cerro Basalto) y Carmenère con un poco de Cabernet Franc (el rupturista Cerro Basalto Cuartel G2)”.

Gracias Toti por conversar con nosotros, seguiremos bebiendo tus deliciosos vinos.

José Bracamonte

Sommelier Marca Perú
Sommelier restaurante Baco y Vaca
Evian Brand Ambassador
#ArtSommelier
Instagram:@elvinodelasemana
e-mail: managerbracamonte@gmail.com

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe