Explorando Fondos

Uni capuccino, experiencia para el paladar.

Los peruanos estamos acostumbrados a comidas aderezadas y contundentes. A muchos les gusta arriesgar y probar algo totalmente nuevo si de sabores se trata, pero hay otros que son más conservadores. Pienso que de arriesgar por propuestas novedosas es el objetivo de Hosso en Barranco. En este recinto nikkei presentan una alternativa muy interesante como una típica ensalada japonesa acompañada de salmón, y la llaman harusame. Esta consiste en fideos de arroz deshidratados y blanqueados, wakame (alga japonesa) y kyuri (pepino japonés). Esta ensalada típica de Japón es aderezada con una vinagreta a base de ajo, ajonjolí, vinagre y sillao. La itamae Patricia Yamamoto comentó que para añadirle una proteína y además brindarle un sabor diferente al plato, implementaron el salmón, el cual combina de maravilla ya que es un pescado grasoso y muy suave.

Hosso busca la satisfacción y aceptación del público, por lo que, además de contar con una carta de platos ya establecidos, cuentan con un menú degustación. Siguiendo con los platos innovadores que nos propone la itamae, nos presentó el uni capuccino, que es un pescado al vapor marinado con especias japonesas, bañado con una salsa de capuccino de erizo. Lo innovador en esta propuesta está en la preparación de la salsa. Se licúa el erizo con crema de leche, sillao y sales, el resultado es una salsa cremosa y espumosa. La presentación de este plato es un arte; muy aparte del lado visual, los sabores son una fiesta en el paladar, la combinación de la salsa, producto de la misma cocción del pescado al vapor y la salsa preparada de uni capuccino que se agrega sobre el plato, crean un balance perfecto.

ZEN. Imperdible.

Por último, en Hosso nos presentaron un zen, servido con un trozo de salmón a la plancha y decorado con fideos de arroz blanqueados y deshidratados. El zen japonés es un salteado de verduras; en el caso de Hosso, lo sirven con tofu, choclo, espárragos, colantao, pimientos y shikate. Este salteado de verduras es aderezado con sillao, salsa de ostión, un poco de azúcar y sal. Es una opción más natural para alguien que desea comer sano o algo no tan pesado, el ingrediente que le da el realce a las verduras son las salsas, a mi parecer la salsa de ostión. Para acompañar esta mezcla de verduras salteadas no podía faltar la proteína, en este caso, un salmón a la plancha. Por otro lado, dos platos parecidos al zen de Hosso son el yasaitame y el yakimeshi. Sin lugar a dudas es un lugar estupendo si quieres salirte de la rutina, relajarte un momento y disfrutar de la cultura japonesa. Si eres de los que siente cierto temor al explorar por nuevos sabores, acá tienes una carta nueva para ello.

Hasta el día de hoy, no hay fecha en la que no se hable de Japón en casa. Mi padre vivió allá muchísimos años y cada día recuerda alguna anécdota de su estadía por este país y me da demasiada curiosidad, particularmente por el estilo de vida tan diferente, organizado y limpio que tienen. Todas estas cualidades se sienten en K’atana: desde que ingresas a un ambiente muy tranquilo y tradicional japonés dentro del bullicio de las calles limeñas. Lo que me llamó la atención fue el tema decorativo. A diferencia de Hosso, K’atana es un restaurante que te transporta al Japón en cuestión de instantes. Este se encuentra ubicado dentro del centro cultural japonés, en la residencial San Felipe en Jesús María.

Yakimeshi, marcando diferencias.

En esta ocasión conversamos con el jefe de barra, Raúl, quién nos detalló acerca de los platos que se ofrecen, casi 100% al estilo de Japón. Si eres amante de los arroces salteados y fritos, este plato es perfecto para ti. El yakimeshi es muy parecido a un arroz chaufa en temas de preparación y apariencia, pero el sabor es totalmente diferente. Si bien es un mix de verduras salteadas con arroz,

la mezcla de ingredientes hace la diferencia. Lleva verduras como pimiento, zanahoria y colantao aderezadas con salsa de ostión, caldo de pollo, aceite de ajonjolí, sillao, sal y pimienta. Estos ingredientes ya salteados se terminan de freír con el arroz, y es servido en una plancha caliente donde se le añade una tortilla de huevo alrededor del arroz y dejan que se cocine en la plancha aún caliente.

Ebi ramen. Un clásico repotenciado.

Quedé encantada con el estilo de K’atana, Raúl, el itamae, nos dice que un plus de este restaurante para no perder la esencia de Japón, es adquirir sus insumos directamente de familias japonesas que cuentan con este tipo de negocios y preparan sus propios productos. Tengo entendido que el proceso de importar productos muchas veces puede ser tedioso y más allá del tema del costo, la preocupación radica en el tiempo promedio en que se podría demorar realmente en llegar a la cocina de K’atana. Una clara desventaja por el hecho de la posibilidad de quedarse desabastecidos de ingredientes. Además, trabajar directamente con estas familias emprendedoras mantiene la esencia japonesa, en todo el sentido de la palabra, tanto el restaurante como el negocio de estas familias crecen a la par.

El segundo bocado que apreciamos en K’atana fue el yakisoba. También es un salteado, en esta ocasión de fideos con verduras y una mezcla de carnes. Hay varios aspectos que destacar aquí, en primera, los fideos eran artesanales y el sabor especial que le brindan las salsas. El yakisoba es un platillo netamente japonés. A mi parecer lo que realzó el sabor fue el tamagoko, un pastel hecho de pescado, de textura muy suave y algo grasosa. El tamagoko es cortado en tiras al igual que la carne de pollo. De todas maneras no podemos quitarle crédito a los demás ingredientes como los hongos, colantao y pimiento.

Por último disfrutamos de una sopa ebi ramen. Se podría decir que el ramen es uno de los platos bandera de Japón. El caldo del ramen se produce hirviendo huesos de pollo, chancho y gallina un mínimo de 4 horas, una vez listo, el caldo se reserva y al momento de servirlo, se hierve nuevamente pero esta vez se le añade fideos, sillao, aceite de ajonjolí, espinaca, cebolla china y un huevo hervido por 7 minutos. El plus del ebi ramen es el langostino tempura. El tempura es una técnica japonesa que se utiliza para arrebozar los ingredientes. En conclusión, tenemos diversas opciones para atrevernos a probar nuevos ingredientes y texturas. Debemos tener en cuenta también que la gastronomía es un arte que nos culturiza. No se arrepentirán de visitar alguno de estos restaurantes. Ambientes diferentes, cada uno a su estilo, pero de igual manera, ambos agradables y tranquilos para disfrutar una excelente comida con buena compañía.

Escribe Andrea Ibáñez / Blogger

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe