Finca Rotondo: Cultivando los buenos momentos de la vida

Escribe Mario Vingerhoets

Todos sabemos que la vida tiene muchos momentos difíciles, algunos que demandan un arduo esfuerzo y otros que nos permiten gozar y disfrutar plenamente de ella. Los vinos Finca Rotondo nos invitan a cultivar y apreciar los buenos instantes que pasamos en este mundo acompañándolos con una buena copa de vino. Su propuesta publicitaria nos invita por ejemplo a preguntarnos: ¿Cuántos amigos entrañables podemos recordar disfrutando de una copa de vino? Junto con esta idea, la bodega nos ofrece su más reciente cosecha de vinos Finca Rotondo, con una presentación totalmente renovada. Desde ya podemos observar que más allá de las nuevas etiquetas, estos vinos muestran una mejora notable en sus cualidades y calidad, resultado de más de siete años de trabajo bajo la conducción del enólogo chileno Rodrigo Avilés.

El esfuerzo de Finca Rotondo por modernizarse se inicia en el año 2012, y si bien pasaron por momentos muy difíciles y que demandaron esfuerzos, ya están dando sus frutos. Podemos por ejemplo empezar disfrutando un blanco elaborado con las variedades chenin blanc y sauvignon blanc. Este ofrece una excelente sensación de frescura en el paladar. Sus aromas son francos y agradables, recordando principalmente a frutas frescas y cítricas. Estas cualidades denotan un impecable proceso de elaboración, y resalta la moderna tecnología utilizada por el enólogo para optimizar los aromas y sabores del vino. Sin duda los viñedos, que se encuentran a pocos kilómetros del litoral, se prestan bien para el cultivo de las vides blancas que disfrutan durante el período de maduración de la brisa marina, lo que aporta frescura y notas minerales al vino.

Sorprende gratamente encontrar en estos mismos viñedos, cultivos de variedades tintas como malbec, cabernet sauvignon y merlot. Estas vides han logrado adaptarse al terruño costero y sin perder sus raíces, han desarrollado cualidades diferentes a las que estamos habituados, adquiriendo características propias. Así, contrariamente a los cabernet sauvignon de Chile, usualmente muy expresivos y corpulentos, y a los malbec argentinos de mucho carácter, los vinos tintos de Finca Rotondo nos ofrecen una personalidad muy amable en el paladar, amplitud y sutileza en sus aromas. Esto se refleja por ejemplo en el trivarietal malbec/merlot/cabernet sauvignon, donde los aromas típicos de las variedades que componen el vino se complementan con atractivas notas frutales y florales. En el paladar resalta su cuerpo medio y excelente balance, lo que nos permite disfrutarlo en todo momento. Es un vino muy versátil, que invita a beberlo en reuniones tanto como para maridarlo en almuerzos o cenas. Acompaña muy bien una amplia variedad de platos de cuerpo y condimento medio, como por ejemplo una parrilla.

Estas virtudes se aprecian igualmente en el Finca Rotondo Rosé Malbec, un vino que presenta una gama de aromas frutales muy atractivos y agradable frescura en el paladar.

Llaman la atención también los vinos varietales cabernet sauvignon y malbec, donde el enólogo ha logrado alcanzar un excelente balance en boca junto con notas aromáticas que completan su atractivo. Nuevamente nos encontramos con vinos de cuerpo medio, que se presentan amables en boca y con una amplia variedad de aromas. Son decididamente vinos que se pueden disfrutar con facilidad y en diferentes ocasiones pues presentan una personalidad amistosa. También está el Finca Rotondo Malbec Reserva. Se trata de un vino elaborado con uvas cultivadas en viñedos costeños que mencionamos arriba, y donde sorprende la manera en que estas vides han sabido, a lo largo de muchos años, adaptarse a las condiciones del terruño. Su elaboración es sin duda fruto de un esmerado un manejo agrícola así como de un cuidadoso proceso de vinificación, donde se han sabido utilizar los más avanzados recursos disponibles.

El Reserva Malbec es un vino redondo y completo. Una prolongada crianza en barricas de roble americano y francés, ha permitido al enólogo afinar un vino con mucho balance en el paladar, un buen cuerpo y una muy interesante complejidad aromática que nos recuerdan tanto a frutas como ciruelas y moras pero también a café, chocolate y vainilla. Sin pretender compararse con los grandes vinos reserva de Argentina, este Finca Rotondo está logrando recorrer su propio camino, desarrollar su propia personalidad. Finalmente, el disfrutar de nuestra familia y amistades, el celebrar ocasiones especiales, el compartir con la pareja son algunas de los muchísimos momentos que merecen ser cultivados. Hoy Finca Rotondo nos invita a cultivar estos buenos momentos, acompañándolos con su nueva y atractiva línea de vinos. Finca Rotondo, cultivando buenos momentos.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe