Funcionalidad e intensidad

Disciplina, constancia, variedad de movimientos y funciones. Resistencia cardiovascular, respiratoria, muscular; fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad; agilidad, coordinación, equilibrio y precisión. Pesas,  cuerdas, sogas, llantas, costales, tu propio cuerpo. Back o Front squat, Deadlift, Snatch, Hang clean, Hang clean,  jerk, Planks, Bench Press. Todo eso y más es CrossFit.

Escribe Carlos Omar Amores (*)

CrossFit es un sistema de acondicionamiento y entrenamiento físico basado en ejercicios constantemente variados, con movimientos funcionales y ejecutados a alta intensidad, que se vale de una gran cantidad de ejercicios y disciplinas deportivas para ser aplicadas a la vida diaria. Este método de enseñanza surge en 1974. A 18 años Greg Glassman, al trabajar con atletas en varios gimnasios del sur de California, se da cuenta de que las rutinas de culturismo tradicionales eran ineficientes y no mejoran la condición física en relación con la cantidad de tiempo de formación dedicado, de esta manera decide centrarse en un programa de entrenamiento que hace hincapié en los variados movimientos funcionales realizados a alta intensidad. Así, Greg Glassman fue quien le dio un nombre y entidad propios (patentó el CrossFit) y supo darlo a conocer en el mundo entero.

El norteamericano que se dedicaba a entrenar policías con este método en la soleada California, consiguió que en 1995 apareciera el primer gimnasio afiliado al Crossfit en la ciudad de Santa Cruz, y se convirtiera en el epicentro del movimiento. Posteriormente fue usado para el entrenamiento de marines, bomberos y militares norteamericanos. Hoy, Greg Glassman continúa a la cabeza del movimiento – con más de 2.700 Box de CrossFit afiliados en el mundo. En Lima en la actualidad hay alrededor de 15 boxes de CrossFit afiliados. El CrossFit es una marca internacional a la cual un centro accede por medio de una certificación que se logra mediante un examen; representantes de la marca (Estados Unidos) vienen al Perú una o dos veces por año, tiempo en el cual  la persona que regenta un box pasa una prueba para poder solicitar la afiliación, la cual tiene un costo anual de aproximadamente 3000 dólares, mientras que el examen cuesta 1000. La prueba es sobre todo teórica, son dos días de exámenes e inmediatamente las personas que aprueban logran la certificación y sus nombres son puestos en la página web de CrossFit Internacional.

Revista Cocktail hizo un recorrido por tres de los boxes que están dando que hablar en Lima para conocer este tipo de entrenamiento que se desarrolla de forma tardía en nuestro país. El primer punto fue La Parada (Av. Ernesto Diez Canseco 220, Miraflores). Conversamos con Hernán Castillo Mouzet, propietario y coach de La Parada CrossFit y Marcos Libonati (argentino), coach y crossfitter. Para Hernán, el CrossFit en el Perú no ha crecido como en otros países latinoamericanos, por eso La Parada CrossFit ha surgido para afrontar esa realidad. Castillo es peruano pero radica hace algunos años en Argentina, en donde tiene un box y hace un par de meses decidió aventurarse en nuestro país con el método deportivo con el cual triunfa en Argentina. Hernán Castillo pasó todas las pruebas consiguiendo para La Parada CrossFit la afiliación oficial. “La certificación es un procedimiento crucial para la formación de los boxes de forma legal y honesta. Pero en el Perú –y también ocurre en otros países– cadenas grandes de gimnasios toman parte del término CrossFit (sin tener la autorización) y le dicen a sus alumnos que es la marca internacional”, nos comenta.

Por qué llamar La Parada a un box de CrossFit si una de sus consignas es el movimiento diverso. Bueno, Hernán nos responde con convicción: “Yo estuve trabajando un buen tiempo en La Parada (el centro de abastos del centro de Lima), y como sabemos ahí se encuentran desde muy temprano los llamados estibadores. Los recios son los que se pueden ver a primeras horas, son los que cargan costales de mínimo 50 kilos, cajones de unos 30 kilos, etc;  y para llevarse todo eso a la espalda, al hombro o cargando se requiere de cierta técnica para no lesionarse y lo hacen a una gran velocidad. Además el estibador no sabe qué le va a tocar cargar día tras día. Todo eso es CrossFit. Queremos ser un box bien peruano”. Para Marcos Libonati, deportista y atleta de CrossFit con gran experiencia como coach en gimnasios, boxes y en diversas disciplinas deportivas en Argentina, nos indica que al conocerse con Hernán coincidieron en la ideología que tienen ambos del CrossFit, que es la filosofía que maneja La Parada: la de incluir, la de radicar la idea institucionalizada aquí en Perú, de que este método es exclusivo.

El segundo lugar fue Barranco CrossFit (Jr. Independencia 268 / Av. Grau 916, Barranco). Aquí las cabezas son Arturo Delgado y el coach Fernando Carranza coach. Para estos jóvenes entrenadores la diferencia radical entre entrenar en un gimnasio y un box de CrossFit, es que en el gym te dan tu rutina y siempre se hará los mismos ejercicios, ya sea de forma diaria o interdiaria; mientras en el CrossFit se harán todos los días distintos ejercicios con distinta intensidad y distintos tiempos. “No hay nada monótono, la gente está que sube y baja, que salta y corre, que rema y nada; cosas así. En el gimnasio uno se mantiene sentado con sus mancuernas o echado con su barra o en encerrado en una máquina. Nosotros no usamos máquinas, aquí las máquinas somos nosotros”, enfatiza Fernando. Una de las preguntas clásicas que uno se pueda hacer cuando se quiere iniciar en este método es: ¿Las personas que ya entrenan en un gimnasio también pueden practicar CrossFit? -Todos los demás coach que entrevistamos nos contestan que sí- “Hay algunas zonas del cuerpo que se pueden ejercitar de forma específica con alguna máquina del gimnasio y además te pueden ayudar para realizar con mayor facilidad los movimientos del CrossFit”, agrega Arturo.

Por último, visitamos el Caution CrossFit South (Club Unión Arabe Palestino. Jr Nicolás Rodrigo,  Surco). Nos recibieron Alan Nieto (administrador y bombero) y Carlos Zúñiga Cazú (médico gineco-obstetra, especialista en fertilidad). Para estos experimentados hombres del CrossFit, existen muchos mitos que se han creado en torno a él. Alan nos menciona algunos: “que a las mujeres le sacan cuerpo de hombre, que los movimientos son muy técnicos y por eso lesiona, que no lo pueda practicar cualquiera, entre otros; esto ha hecho que el desarrollo del CrossFit sea tan lento, a pesar de que como alternativa de entrenamiento existe en nuestro país hace 7 años ya”.

Para Nieto es un trabajo constante de los entrenadores hacer que esos mitos se rompan: “Lo que lesiona son los malos entrenadores, la gente que no sabe enseñar o los alumnos que no le quieren hacer caso al instructor. Lo ideal es que todos den el 100% de su capacidad en su entrenamiento, ya sea el de un crossfitter, el coach o un alumno”. Carlos, campeón en varias oportunidades de diversas competencias de CrossFit, señala que “el CrossFit es para todo el mundo, pero no todos pueden hacerlo, porque se tiene que tener cierta disciplina y la capacidad de retarse todos los días. Las personas que llegan a un box como que se intimidan porque ve los pesos, a la gente que está muy musculosa y atlética, pero no es así. La mayor parte de nuestros alumnos no son atletas ni competidores, son personas gorditas, sedentarias, viejitas, embarazadas”.

* Periodista

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.