Gianella Neyra, talento sin filtros

A Gianella Karina Neyra Magagna gran parte de los peruanos entre 30 y 40 la hemos visto madurar como actriz y como mujer. Pasó de ser la protagonista en las novelas de Iguana a ser la figura principal de varias cintas nacionales, siendo la más reciente “Recontra loca”. Gianella conversa con nosotros de sus éxitos, del paso del tiempo y de qué realmente la saca de control.

Escribe Omar Amorós* / Fotos Lucia Arana

Gianella es de aquellas mujeres que siempre buscan el término medio cuando les enfada algo o alguien porque cree firmemente que siempre hay un lugar para la negociación, donde se puede rescatar lo mejor de la otra persona. Tendría que estar muy molesta para volverse como su personaje, Adriana, de “Recontra loca”, la más reciente película nacional donde interpreta a una mujer que le encanta hacer lo que le da la gana y mandar al diablo a quien le da la gana.

Lo que más la hace enojar es la mentira, sobre todo cuando le dicen “una mentirita blanca para que no se enoje”. Prefiere que le digan la verdad, por más dura que sea, enojarse y resolver, a tener que arrastrar un problema por mucho tiempo porque no se atrevieron a decirle la verdad. Otra cosa que le disgusta es la lentitud –en hacer las cosas- (pero entiende que por la edad se puede dar con más frecuencia) y la cobardía, esas son cosas que la frustran y le dan bronca.

“La edad me ha puesto más loca”

Cree que los años van volviendo a las personas más locas -en el buen sentido- porque te dan más confianza, nos dice, y porque con ellos tratamos de aparentar menos y ser más reales, decir y hacer las cosas que queremos. “Siempre hay que tratar que el tiempo en que estemos trabajando, compartiendo con nuestros hijos, viviendo lo que estemos viviendo valgan la pena. Hay que hacer cosas que nos hagan felices, así nos llamen locos”.

Ese es el tipo de locura en la que vemos inmersa a Gianella, de haberla visto crecer como actriz en la pantalla chica nacional, luego internacional, haciendo teatro, mucho cine últimamente. Pero también como madre de dos pequeños hijos varones, compañera de otro “personaje loco” de la televisión como Cristian Rivero y como conductora de un programa donde la locura es el ingrediente principal.

En la variedad está el gusto

La vemos en el teatro, el cine y la televisión. Pero, lo que le gusta y divierte a Gianella es variar de un formato a otro, de un género a otro, hacer personajes que no haya hecho y que la reten. Eso es lo que ha intentado hacer siempre y la mantiene motivada, y sintiendo ese vértigo que siente al resolver el siguiente proyecto que le toca. “Cada personaje que hago es una escuela distinta, es una oportunidad de seguir aprendiendo y creciendo, de desafiarme. Y eso realmente me vuelve loca”.

La hemos visto en telenovelas como Malicia, Obsesión, Escándalo, Torbellino, Girasoles para Lucía, María Rosa, Amantes de luna llena, Yago pasión morena, Bésame tonto, Culpable de este amor, ¿Quién es el jefe?, Mi problema con las mujeres, Los éxitos Gómez, Lalola, Al fondo hay sitio. Obras de teatro como: La jaula de la locas, ¿Y dónde está el tenor?, El próximo año a la misma hora, Escenas de la vida conyugal, Toc –Toc, Bajo terapia, El curioso incidente del perro a medianoche, Dos más dos. Películas como: Ciudad de M, Polvo enamorado, Doble juego, A los 40, Ella y Él, Locos de amor, Siete semillas, El gran león, Sobredosis de amor y Recontra loca.

Mujer con muchos filtros

Por segundo año la vemos junto a sus compañeras Katya Condos, Rebeca Escribens y Almendra Gomelsky los sábados por la noche en “Mujeres sin Filtro”. Con este programa ha vuelto a la conducción televisiva, la primera faceta con la que la conocimos –mucho antes de la actuación-.

Gianella se considera todo lo contrario a lo que muchos pueden pensar con el título del programa. Positiva y optimista cuando se trata de relacionarse con los demás. Cree que hay lugar para todos y donde todos pueden convivir bien, encontrando siempre ese término medio al que se refiere. El tú cedes un poco, yo cedo un poco. Siempre va a buscar eso, nos comenta.

Los tres Neyra

Gianella es hija del exfutbolista Jesús “Cachucho” Neyra y de Giannina Magagna Sicheri. Su familia materna llegó a Perú proveniente de la localidad de Brez, en Trento, Italia. Sus inicios fueron como modelo en diferentes spots televisivos y actualmente la vemos en varios comerciales para diversas marcas conocidas.

No todos saben que es la hermana mayor de dos hermanos también conocidos: Ezio Neyra, un reconocido escritor peruano y Jesús, también actor y gran bailarín. La relación con ellos siempre fue buena. Para ella, J (Jesús) a quien le lleva 13 años fue su ejercicio de madre, era como su hijo y con Ezio hacían mil y un travesuras como hermanos que se llevan poquito en edad, echándose la culpa muchas veces de las palomilladas.

Siempre ha tratado de estar con ellos en los buenos y malos momentos y los lugares importantes, más allá de las distancias y los periodos de tiempo en los cuales ha estado alejada. Muchas veces no ha estado ahí físicamente, pero siempre su pensamiento está con ellos de alguna u otra manera.

Girasoles de Giovanni para Gianella

Por estos días la guapa y carismática actriz está promocionando la más reciente cinta nacional: “Recontra Loca”, dirigida por Giovanni Ciccia interpreta a Adriana, una agobiada mujer que un día decide someterse a un tratamiento de acupuntura impartido por un extraño doctor chino, y gracias a ello y sin que ella lo quiera, ahora puede decirle a las personas todo lo que piensa de ellas, y en el camino descubrirá que eso no siempre trae consecuencias positiva.

Volver a trabajar con un gran amigo como Giovanni, pero esta vez siendo dirigida, ha sido una experiencia inolvidable porque se conocen años. Han trabajado varias veces y lo quiere mucho: “Giovo es un amor de persona, te exije mucho, pero te lleva a donde quiere llegar, desde situaciones muy amorosas, con mucho cuidado y cariño. Tiene un gran sentido del humor y por más que tú estés estresado siempre va a tener para ti un chiste, un engreimiento. Siempre sabe cómo mejorar el ambiente para no sentir el estrés que se puede generar el tener que hacer una película en cuatro semanas”, expresa.


Neyra confiesa que solo ha visto las versiones chilena (la original) y la argentina de esta exitosa historia. Con Giovanni primero conversaron qué era lo que quería y lo que ella sentía que podía hacer. Buscó conectar con ese momento de desesperación por el cual todos hemos pasado alguna vez, donde sabemos que todo anda mal y hay algo que nos está haciendo la vida miserable, pero que por algún motivo no podemos romper con eso. Ella ha quedado muy contenta con la película y espera que todos vayamos a verla. En setiembre y después de la fuerte promoción de “Recontra Loca”, empezará las grabaciones de un nuevo musical llamado “Madres” a cargo de Ciccia también, y seguiremos viéndola en la pantalla chica con “Mujeres sin filtro”.

“He aprendido a decir más lo que pienso”

Gianella reflexiona sobre su evolución como mujer y actriz. Se considera más cauta en algunas cosas y menos en otras. Ha aprendido a decir más las cosas, las que le gustan y las que no. Ya no se ilusiona tan fácilmente, elige más responsablemente sus personajes, con más tranquilidad y calma. Le da más tiempo a las cosas que la hacen feliz más que a las que le dicen que debería de hacer. Esa madurez se lo ha dado la edad. “No importa si me dicen que es el mejor proyecto, si siento que no me hace bien o que no lo voy a disfrutar, no lo elijo. Hay una gran diferencia con la Gianella que empezó a los 17 años que era sí, sí, sí…hagámoslo. Ahora lo que quiero es disfrutar más allá del trabajo. Existe ahora un balance en mi vida”.

Se considera una mamá pulpo porque hace millones de cosas a la vez, pero que quiere ser mamá gallina todo el tiempo “quisiera estar apachurrada con mis hijos y tenerlos en mi cabeza. Literal…” Pero, como muchas madres, cumple muchos roles y hace varias cosas, a pesar de ello, siempre trata de estar con sus hijos; ya sea trabajando y a través del teléfono puede saber si comieron o no, si hicieron la tarea, qué necesitan. Eso es lo más importante para ella. Eso sí, sin dejar de ser mujer, hacer sus cosas o darse un gusto. Así es nuestra Gianella Neyra.

*Editor de Cocktail

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe