Kunstmann, la cerveza craft que llegó para quedarse

Con once estilos distintos, la famosa cervecería de Valdivia ingresa al mercado peruano.

Escribe John Santa Cruz*

Desde hace algunos años los limeños, o peruanos en general, vivimos curiosos por las cervezas artesanales. Esta industria se ha desarrollado a tal punto que cada vez se abren más bares especializados en este tipo de bebidas. Es por ello que la distribuidora e importadora Adelco, conociendo bien el mercado, decidió apostar por la Cervecera Kunstmann, una de las firmas con mayor crecimiento en Sudamérica y que es reconocida internacionalmente por la calidad de sus cervezas. La riqueza de Kunstmann no solo está en su cebada bien lograda, sino en cómo se edificó esta compañía. Como dicen, las mejores apuestas de vida nacen casi de casualidad. “Siempre digo que de alguna forma se alinearon los astros. Valdivia, la ciudad donde nací, es una ciudad con una tradición cervecera muy antigua, con la llegada de colonos alemanes por 1850. También ayudó mi formación de ingeniero civil químico, ya que trabajé muchos años en una fábrica de levaduras —que tiene un proceso similar a la cerveza—, y finalmente en el año 89 en Estados Unidos me encontré en con un libro “The Complete Joy of Home Brewing” que me abrió las puertas al mundo de la cerveza artesanal. Yo hasta ahí no sabía nada de cerveza”, me comenta Armin Kunstmann mientras probamos una cerveza de trigo.

Poco a poco se introdujo a este mundo y descubrió que su ciudad tenía un gran pasado cervecero, pero todo quedó en el olvido debido al terrible terremoto de 1960. Esto terminó por confirmar su visión y dejó todo por su apuesta lupulosa. “Arranqué en la cocina con mi señora Patricia, cocinando en las ollas. Fue una etapa muy corta porque mi señora se aburrió de que le invadiera la cocina y me sacó al garaje, donde instalé una plantita de acero inoxidable, pero era todo muy artesanal y manual. En el año 91, hace exactamente 25 años, vendimos nuestro primer cajón de cerveza”, recuerda Armin. Pero todo tiene un inicio, y sus primeras cervezas tenían algo especial. “Yo no sabía mucho de cervezas y al leer un poco —en esa época no había internet— vi que la cerveza más vendida del mundo era la lager. Así que decidí comenzar con una lager, sin darme cuenta de que es una de las cervezas más complicadas de elaborar. Es la cerveza dónde más cuesta esconder los errores. No así la cerveza negra que es más fuerte, ahumada, y los errores pasan un poco más desapercibidos”, reflexiona el fundador de la cervecera.

 Actualmente Kunstmann tiene más de quince variedades de cerveza, de distintos estilos, y buscan darle una personalidad única a cada una. Es más, como dice Armin, sus cervezas tienen un alma propia. Se pueden parecer a un estilo en particular, pero prefieren siempre darle un toque único. “Llegamos a Perú junto con Adelco. Tenemos 28 años en el mercado de cervezas artesanales y empezamos con una importante alianza en el 2002 con la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), que nos permitió contar con una amplia red de distribución. Sabemos que a los peruanos les gusta mucho la cerveza y esperamos sorprenderlos con esta variedad que tenemos”, comenda Armin Kunstmann. Nuestro país es parte de un proceso de expansión, ya que también se encuentran sus cervezas en países de Latinoamérica como Argentina, Uruguay, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y ahora Perú. En nuestro país el producto ya se encuentra en la red de supermercados de Wong y pronto en diferentes canales de venta. “Nuestro público objetivo son todas las personas que quieren variedad y algo distinto cuando buscan una cerveza artesanal. Las 11 especialidades con las que ingresamos al mercado peruano hacen que tengamos gusto para todos”, comenta el Alejandro Kunstmann, gerente comercial de la Cervecería Kunstmann.

Finalmente, Armin asegura que la característica principal de sus cervezas es el agua que se utiliza. “El agua de la zona de Valdivia es muy blanda, muy apta para hacer cerveza. También nos define la influencia de la cultura alemana. Mi familia es descendiente de alemanes, quinta generación, y basamos nuestras recetas en el edicto de la pureza alemana, que exige hacer cerveza con cuatro ingredientes: agua, lúpulo, malta y levadura. Por otro lado, también estamos muy orientados al tema de los lúpulos. Tenemos nuestra propia plantación de lúpulos experimental, con la cual elaboramos cervezas nuevas”. Ahora solo resta que las pruebes. Por lo visto están muy recomendadas.

Director*

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe