La caja no tan boba: El dilema de la guerra del streaming

Escribe: André Suárez

El final de Juego de Tronos generó un debate interesante sobre lo que será la televisión del futuro en medio de la guerra del streaming. ¿Vale la pena seguir pagando por HBO si es que ya terminé de ver mi serie favorita?

Hubo quienes finalmente abandonaron la plataforma de HBO para volver a Netflix y otros se quedaron para disfrutar de Chernobyl, una miniserie bien recibida por la crítica. Lo curioso de esta situación entre irse o quedarse de HBO es que Netflix apareció como el servicio en el que “no te pierdes de nada”, algo así como la zona de confort para los fieles seguidores del streaming.

Y esto no es casualidad. Netflix se ha caracterizado desde sus inicios por su cantidad de películas, series y documentales, además de sus producciones exclusivas. Sin embargo, el futuro es incierto a sabiendas que Disney, Amazon, HBO, entre otras cadenas, retirarán su contenido del catálogo de Netflix para ofrecerlo según sus propias cuotas de suscripción.

Así es como llegamos a la guerra del streaming en la que el usuario final pasará por dificultades a la hora de fidelizarse con una plataforma determinada. Según las estadísticas de Google Trends, luego del final de Juego de Tronos, hubo un pico de búsquedas en Internet de “cancel HBO suscription” (cancelar suscripción de HBO, en inglés), revelando así que hace falta una poderosa industria audiovisual para atrapar a la audiencia con contenido de calidad constante.

Decir todo esto es fácil, ¿pero en cada cuánto tiempo se estrenan series como Game of Thrones, Stranger Things y Chernobyl en plataformas de Internet? Hoy en día no se puede hablar de una “meca de la producción plataformera” en el mundo del streaming, debido a que las principales compañías dedicadas al cine (Paramount, Universal, Disney, etc.) todavía no compiten contra Netflix.

Tal como está la situación actual, las principales consecuencias de la guerra del streaming son la saturación de plataformas y el tránsito masivo de suscriptores. Dentro de este escenario, el usuario final podría verse perjudicado al tener que pagar varios servicios para satisfacer su demanda sin poderlos aprovechar debidamente. Según calculó la página El País de España, suscribirse a las siete principales plataformas del mercado demanda un gasto de 152 dólares por mes aproximadamente. ¡Sí que resulta impensable!

 La guerra del streaming, entonces, está iniciando con la polarización de las fuerzas del mercado. Ya será el tiempo el responsable de estandarizar esta lucha comercial donde Netflix, lejos de desaparecer, está en el ideario de la audiencia como el servicio básico de entretenimiento, lo mínimo que debes tener para no aparentar que vives en una cueva.

André Suárez Paredes

Es licenciado en Periodismo de la Pontificia Universidad Católica del Perú y máster en Dirección de Empresas de Comunicación de la EAE Business School de España.  Le interesan los temas sociales aplicados en la tecnología y en la historia del Siglo XX. También se dedica a escribir ficción, curiosidades y análisis en su blog ‘No hablemos de cosas tristes’. Actualmente, trabaja como redactor y ‘podcaster’ del programa Depor Play, la sección de tecnología del diario Depor, y como asesor comunicacional en empresas privadas.

Síguelo en: http://nohablemosdecosastristes.com

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe