La Fiesta de la Planta de Vitarte, pionera del cuidado medioambiente en el Perú

Escribe: Francisco León

La primera Fiesta de la Planta se realizó el 25 de diciembre de 1921 como una clara oposición a la Navidad católica. Hasta 1923, la Fiesta se realizó en esa fecha y fue el colofón de las actividades educativas de la Universidad Popular González Prada.

Preparativos de la Fiesta de la Planta

Lo que se inició como una celebración de carácter local logró expandirse, hasta llegar a ser el más grande acontecimiento cultural de la clase obrera a nivel nacional. Los vitartinos se entregaron, con sumo cuidado, a su realización. El trabajo fue organizado por comisiones mixtas, en las que hombres, mujeres y niños participaban por igual.

Julio Portocarrero, ex obrero anarcosindicalista de la fábrica textil Vitarte, coincide en destacar el entusiasmo puesto en los preparativos y cómo estos mejoraban la vida de los obreros, pues les dejaba varios “insumos”, de orden físico y espiritual, que perduraban más allá del jolgorio. Y Vitarte para la fiesta se preparaba. Los mismos trabajadores limpiaban sus casas, sus faroles para poder recibir visitas, muchos de ellos tenían amigos en distintas fábricas, en distintos centros de trabajo, que, al venir a Vitarte, iban a tener que llegar a sus casas, así que ellos necesitaban recibir a estas visitas, en las mejores condiciones posibles. Todo esto impulsaba un desarrollo cultural: un crecimiento educativo, de superación de las condiciones, para, indudablemente arreglar la casa: su silla, su mesa […] en fin.[1]

 Recepción

La Fiesta de la Planta, como hemos mencionado, extendió su radio de influencia mediante las redes preexistentes entre los obreros de Lima, Vitarte y otras zonas de la capital. Estamos en 1921 y no existía servicio público hacia Vitarte. Pero en el tren de las 10:00 a.m. llegaban el rector, los profesores y también los invitados de honor. Según consta en el testimonio gráfico de la revista Variedades, N° 723 de enero 1922, y como cita Rafael Tapia en su artículo sobre la Fiesta de la Planta, las delegaciones que arribaron a la primera festividad fueron: La Federación Textil, Federación de Albañiles, Centro “Pro cultura de Lima” y el Centro Femenino “Mujer Libertaria”. La celebración brinda especial atención a la delegación de los profesores miembros de la Universidad Popular de Vitarte. Bajando de la estación, Haya de la Torre, su rector, recibe de manos de una niña un ramillete de claveles rojos. [2] Según la misma revista, siguió un corso gimnástico organizado por niños de los diferentes centros educativos de la zona.

Discursos

De allí se dirigieron al local del cine de Vitarte, donde tomaron la palabra los representantes de las delegaciones asistentes, así como el presidente del comité organizador. Un testimonio de primera mano de cómo continuó la fiesta tras los discursos, lo encontramos en El Obrero Textil, prensa obrera n° 33 de enero de 1922, y que es citado en el artículo de Rafael Tapia.

Julio Portocarrero confirma que la primera siembra de árboles no se realizó en los costados del “Terreno”, nombre con el que se conocía al campo deportivo, sino en el Parque 9 de enero. Encontramos una versión sobre el particular, de Enrique Cornejo Koster, que confirma la anterior.

A las catorce, una banda de músicos desafina pero alegra el ambiente, las gentes se congregan en el parque “9 de enero”. Después de 1 o más discursos iniciales, dase comienzo a la plantación de árboles variados. Fresnos, casuarinas, Pinos, y otros árboles plantados en las diversas y sucesivas fiestas de la planta, adornan el parque, las calles y los contornos del parque deportivo. Hasta la fecha se han plantado más de 600 árboles.[3]

Lemas de la Fiesta de la Planta

Vitarte engalanaba sus calles con carteles, donde primaba el color rojo sobre fondo blanco y fondo verde con letras blancas, que simbolizaban ese reencuentro físico-mental con la naturaleza, frente a la deshumanización  producida por el trabajo y el consumo de alcohol. Algunos lemas eran: Siembra un árbol y te pagará con su sombra./ El árbol es cuna y tumba./ Aprende del árbol elévate como él./Siembra un árbol y escribe un libro./La naturaleza es madre: te da alimentos, vestidos, ejemplos, sé generosa como ella.

Velada artístico cultural

La fiesta culminaba con una velada teatral, a cargo del consolidado grupo “9 de enero”. Las obras que se montaron fueron: Miserias humanas y La Coyundas. Terminadas las presentaciones, Paulino Montoya (el Presidente de la Comisión) daba el discurso de cierre y a su vez iniciaba el baile general en el que solo se consumían refrescos, chicha morada y gaseosas. Los que así lo deseaban podían salir y tomar café donde las vivanderas.

Las Plantas empiezana echar raíces

Diarios y periódicos de la época brindaron su atención a la nueva festividad. La prensa capitalina envió cronistas y fotógrafos para captar los hechos que año a año acreditaban a Vitarte como la Atenas del mundo proletario. Allí, no se sembraba en la tierra sino en la “mente” (metáfora de su universo simbólico) de los trabajadores. La concurrencia aumentaba y las comisiones iban perfeccionándose, así lo atestigua Julio Portocarrero, en ese entonces miembro del grupo anarquista que editaba La Protesta:

En 1922 se realizó la II Fiesta de la Planta. Para el año 1923 (III Fiesta), su creador se encontraba desterrado, pero la fiesta  se siguió llevando a cabo de manera anual. Las competencias futbolísticas y demás deportes estuvieron ausentes en la primera Fiesta de la Planta, pero serían parte esencial de las siguientes. Es innegable que los clubes de Vitarte no estuvieron al margen de las luchas por una liberación integral, propugnadas tanto por el  aprismo como por el comunismo. Las estrategias de penetración ideológica en los clubes de fútbol no eran abiertas. Además, no se debe olvidar la procedencia de clase de los jugadores que conformaban los clubes populares.

El Sport Vitarte, fundado el 14 de junio de 1904, llamado también la “Selección de Vitarte”, lo integraban solo obreros de la fábrica textil. Al formarse la Unificación Textil de Vitarte, 1911, los futbolistas (obreros) eran parte de esta y, por tanto, según Demetrio Flores: El Sport Vitarte al igual que otros posteriores, serán en realidad núcleos donde se ejecutará un accionar sindical y político. Como hemos mencionado, tras la siembra de los árboles venían los juegos deportivos, siendo el de football, como se le llamaba entonces, uno de los más destacados. La banda tocaba animando la tarde deportiva con valses, pasos  dobles, marineras, etc.

Según Yarlequé y Flores, durante la Fiesta de la Planta, se sembraban árboles alrededor del campo deportivo. A fines de enero de 1924 se llevó a cabo la cuarta Fiesta de la Planta, que contó con la presencia de Manuel Seoane, que en su calidad de Presidente Interino de la Federación de Estudiantes del Perú, dio un discurso exigiendo el retorno de Haya de la Torre. Participó José Carlos Mariátegui, entre otras destacadas personalidades. Al parecer se trató de uno de los momentos de mayor asistencia a la fiesta, ya que se calcularon de 4000 a 5000 participantes. Desde esa fecha, según el artículo ya citado de Rafael Tapia, los participantes, poetas, artistas, intelectuales, políticos, dirigentes, interactuaban con los presentes hablando desde el podio de la glorieta del campo deportivo.

Según Raúl Chanamé, en 1925, la Fiesta de la Planta no se celebró. Al año siguiente tuvo lugar la V Fiesta. La revista Amauta dedicó un amplio reportaje, en su edición de febrero de 1927, a la VI Fiesta de la Planta. En 1928 se produjo la ruptura entre Haya y Mariátegui. Por eso, la séptima Fiesta de la Planta fue importante, aquí los actores sociales definían ya algunas posiciones, y Vitarte era el escenario por antonomasia en un proceso que desembocaría en la adhesión del movimiento obrero a las filas del PAP y del Partido Socialista, PS, fundado por Mariátegui. Por ello, la represión del gobierno fue muy dura.

A  pesar de estos percances, la revista Amauta, año III, febrero de 1928, le dedicó una página a la VII Fiesta de la Planta. Se llevó a cabo el 12 de ese mes y adolecía de la brillantez de su predecesora. En 1929 se celebró la octava Fiesta de la Planta, al igual que la del año anterior en el mes de febrero. La sociedad post-Crack presentaba un cuadro de recesión y escasez  a nivel mundial, acentuándose en mayor o menor grado el índice de desempleo, lo que trajo aparejada una reducción del nivel de vida.

En 1930 se efectuó la novena Fiesta de la Planta. Se trató de un año crucial, el de la caída de Leguía, de la revolución de Arequipa liderada por Sánchez Cerro, de la muerte de José Carlos Mariátegui. Existía un descontento y crecimiento simultáneo de las clases medias y populares. En esta fiesta se estrenó por primera vez el Himno Vitarte, letra compuesta por Ricardo Martínez de la Torre y música por Enrique Reyes. El 22 de septiembre de aquel año se fundó el Partido Aprista Peruano, que incorporaría la Fiesta de la Planta como parte de sus actividades proselitistas, por lo que tomó un carácter partidario-oficial. Dejó de pertenecer a los trabajadores en general y se convirtió en la herramienta de propaganda de un partido político.

[1] PORTOCARRERO, Julio, Sindicalismo peruano. Primera etapa, 1911-1930, Lima. P. 98.

[2] TAPIA, Rafael, “La fiesta de la planta de Vitarte”, artículo aparecido en la revista Pretextos, número doble del 3 de abril de 1992. DESCO P. 198.

[3] MURILLO, Garaycochea Percy, Historia del APRA, 1919-1945. P. 41.

Francisco Adriano León Carrasco

Nació en Lima el 8 de mayo de 1975. Escritor, poeta, editor, historiador, músico. Cursó estudios de literatura en la UBA (Universidad de Buenos Aires). Promotor cultural. Publica  la novela corta Resplandor Púrpura (Grupo Editorial RAS, Lima, 2004). El año 2005 obtiene mención honrosa a nivel nacional en el concurso de Poesía Iberoamericano, Cuento y Dramaturgia 500VL, organizado por el Boulevard de la Cultura de Quilca y la Municipalidad de Lima. Aparece su primer poemario titulado Ad Gloriam (Arteidea editores, 2006). Publica el trabajo de investigación: La historia de Salamanca de Monterrico (Grupo Editorial RAS, 2006 – 3 ediciones).

Obtiene 2ª mención honrosa en el concurso mundial de poesía erótica Bendito sea tu Cuerpo (2008). Aparece en el compilatorio del mismo nombre. Aparece su plaquette Sandra, (Maribelina editores, 2009). Publica su poemario temático Summer Screams(Hipocampo editores, 2009). El 2012 publica. Publica Historia de Sangallaya (Asociación Distrital Sangallaya, 2012). El año 2013 publica con Altazor editores su segunda novela Tigres de Papel. Publica la II edición de su novela Resplandor Púrpura, editada por G4eneration (2014), en Buenos Aires. Publica Salamanca Sixties Un estudio sobre el rock en la Clase Media de Lima, (Editorial Selección Gallera 2014). Publica su novela Los Stones, (Animal Literario, 2016).

Publica Song From Lima, poesía, (Korriente A editores, 2017). Publica el trabajo de investigación Wanka Rock, historia del rock en Huancayo de 1959-1979, Korriente A editores (2017) con una reimpresión de Sonidos Latentes Producciones ese mismo año. Dirige el equipo técnico para la elaboración de el Plan Municipal de La Lectura y el Libro de la Municipalidad Provincial de Cusco, 2017. En 2018 publica tres ediciones de Manco Inca y la gran guerra de reconquista (Grupo Editorial RAS, Raymi Editores, Zafiro Editores). Con tres ediciones agotadas en menos de tres meses. El libro fue el segundo más vendido de la Feria Internacional del libro de Cusco.

Ha aparecido en 20 compilados de poesía a nivel mundial, incluye traducciones al francés y portugués de su obra. Ha sido columnista del diario Extra, y del Diario del PaísDiario del Cusco, Diario El Sol del Cusco. Además de las revistas digitales Punto de EncuentroMain Neim, Cronopio, etc., a nivel nacional e internacional. Ha sido conductor del programa El Rincón de Los Incomprendidos por HCM Tv radio, y de Palabra x Palabra por HCM Tv radio. Ha editado más de 20 libros con su sello RAS. Es en la actualidad columnista del semanario Qosqo Times y editor periodístico de la revista Open Cusco, de distribución gratuita en Lima y la Ciudad Imperial.

Síguelo en: https://www.facebook.com/franciscoleonescritor/

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe