Cadus se desprende de Nieto Senetiner

La famosa línea top de Nieto Senetiner alzó vuelo y hoy se convirtió en bodega. Tiene sus instalaciones en el valle del Uco y llega al Perú con tres líneas bien estructuradas y de alto estándar.   

Escribe John Santa Cruz*

Santiago se la tenía guardada. La última vez que nos vinos y catábamos los vinos top de Nieto Senetiner, no quiso compartir mayor información sobre su juguete nuevo en Uco. Más bien se mostraba un tanto evasivo cuando le preguntaba sobre lo nuevo de Cadus. “Ya vas a probar”, musitaba el joven enólogo de esta firma argentina. Luego de tres años por fin vio la luz este nuevo proyecto, que revela todo el cambio de filosofía de esta bodega centenaria para afrontar los nuevos tiempos de la vitivinicultura y del variable perfil del consumidor. Dejar que Cadus expanda sus fronteras de seguidores con bodega propia me pareció una jugada maestra, ya que como línea tenía muy buena reputación, ya que sus vinos siempre regalaron un perfil aristocrático para paladares entrenados. Y pensar en Uco como punto de referencia fue otro gol.

Cadus Single Vineyard Finca Las Torcazas sin año.

Desde 1997, cuando fue presentada por primera vez esta línea bajo la asesoría de Alberto Antonini, se notó perfectamente lo que se buscaba. El enólogo italiano quería un supertoscano de malbec, así de simple. Entonces aplicó toda su experiencia en manejo de viñedos y de bodega, con largas maceraciones en busca de un perfil que lo diferencie de lo que existía en el mercado por aquellos años. Y lo logró. En poco tiempo Cadus hizo cuerpo y arrancó palmas de la prensa especializada. Hoy Cadus creció, y bajo la dirección de Santiago Mayorga, tiene bodega propia en Uco, donde compraron una bodega para darle su nueva casa. Ojo, se seguirá manteniendo bajo el paraguas de bodega boutique, ya que su producción no excederá los 300 mil litros anuales.

Cadus Gualtallary Appellation Malbec 2013

Cadus se presenta con tres líneas bien marcadas, todas top, ojo, solo que con conceptos distintos: Cadus Appellation, Cadus Blend de Alturas, y el ícono es que el Cadus Single Vineyard. En el caso puntual de Cadus Appellation, se busca expresar las micro regiones dentro de Uco. Tienen un chardonnay, un cabernet y un malbec. Probé el chardonnay 2015, que viene de Vista Flores. Pese a lo caluroso de la zona, la acidez natural se deja apreciar, y junto con los 14º de alcohol, le dan un peso al vino para apreciarlo mejor. Los ocho meses en barrica de crianza también aportan en la fibra que se rescata en boca (ojo, esta línea puede llegar hasta los 12 meses de guarda, pendiendo de la añada). Juan gusta del roble francés, pero se están haciendo ya vinificaciones con roble americano.

En Cadus Appellation se utiliza un 35% de roble nuevo. Este chardonnay tiene un color brillante, es atractivo, estable, y en nariz se mezclan bien las frutas con los cítricos de un chardonnay de zona soleada. Al fondo se dejan sentir unos toques minerales. Hay que recordar que Mendoza tiene 340 días de sol al año unas 1800 horas mas o menos. Luego, en el medio de gama está el Cadus Blend de Alturas. Degusté el Malbec 2015 de Chacayes, una zona ubicada entre 1300 y 1400 metros de altura. Este vino tiene 13.5 de alcohol y un potencial de guarda de unos 8 años. Hay 13 meses de crianza, de los tres usos. En nariz se aplaude la fruta roja típica del malbec, acompañado de guinda, casis y buscando bien ubicas recuerdos herbáceos como laurel y hojas de tomate. Por ser un suelo pedregoso y rocoso, en boca se rescata una nota mineral bien marcada.

Cadus Blend de Alturas Malbec 2013

Finalmente está el Blend de Alturas, aquí caté el cosecha 2013. La idea acá es edificar un vino de tres viñedos con diferentes alturas: 1050, 1150 y 1250 metros sobre el nivel del mar, entre Agrelo y Vista Flores. Santiago Mayorga recibe tres vendimias en distintos momentos (acá solo se cosecha cinco toneladas por hectárea), para criar los vinos por separado. El blend final se hace post crianza. Esta línea tiene 12 meses en crianza de roble francés, pero pueden ir un par de meses más. Además el vino pasa por una crianza reductiva de un año. El potencial de guarda es unos diez años. Un vino largo, elegante, con imponentes notas a higo, ciruela, fruta confitada, chocolate, cacao y a clavo de olor propio del roble francés. El Cadus Blend de Alturas hay que tomarlo despacio.

Finalmente está el Cadus Single Vineyard. Disfruté el Finca Las Tortugas 2011 de Agrelo. Esta línea tiene tres vinos, provenientes de Finca Las Tortugas, Finca Las Torcazas y Viña Vida. Es un vino que pasa por 24 meses de barrica de roble 90% francés y 10% americano, acá ya está con otro roble. Barricas 100% nuevas. Tiene un potencial de guarda promedio de 15 años. Se deja notar en boca con sus 15.3º de alcohol, pero eso no tapa las notas golosas. Es un vino complejo, se deja entender, amplio, profundo, digno de su precio. En el futuro se están haciendo pruebas con un blend que esperemos salga pronto al mercado: cabernet franc, malbec y petit verdot. En suma, Cadus con esta iniciativa en solitario, se presta como una alternativa de vinos de alta gama muy bien pensados.

* Director de Cocktail

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe