La sexualidad sin tabú con Raquel Rottmann

Raquel Rottmann nació en Paris, tiene 24 años, estudió biología y psicología en La Florida y hace un buen tiempo regresó a Lima para remecer el cada vez más usado instagram con su blog visual de sexología “Corazón con Leche” donde los usuarios locales todavía tienen mucho que aprender de los menesteres sexuales de la vida.

Escribe Omar Amorós* / Fotos Jaime Cuellar

Al terminar sus estudios universitarios Raquel decidió tomarse un año sabático y aprovechó que sus padres decidieron abrir un negocio para regresar a Lima. Desde siempre supo que quería hacer algo con el tema de la sexología. Estando en la universidad tomó los cursos que tenían que ver con ello como psicología de la sexualidad y fisiología. En esos meses en Lima ha estado auto educándose con fuentes válidas y especializadas (no de revistas de mujeres) para iniciar una maestría el año que viene.

Cuando vivía en Paris –una sociedad de mente abierta en comparación a la nuestra- hablar de sexo no era un problema, no tenía que estar pendiente de cuidar una reputación, pero siempre discutía con su familia debido a que era más “progre” que sus amigos, que el resto, ya sea por sus opiniones o por su forma de encarar diversos temas de forma frontal y honesta. Al llegar al Perú todo fue distinto, su familia le hizo saber que Lima no era París, que acá tenía que guardar una buena reputación.

Al principio se mostró un poco herida con los comentarios de su familia, pero poco a poco eso varió. Lo que no cambió, fue su forma abierta y decidida de afrontar y hablar de temas -y no solo los sexuales-. Claro que aquí en Lima debe de tener mucho más cuidado con lo que expresa. Por eso, un blog como el que tiene en instagram y cuya arma es lo visual es su mejor aliado para dejar fluir todo ese cúmulo de información sexual, a plenitud y a conciencia. La idea ya la tenía desde que estaba en secundaria porque sus amigas –y las que no lo eran tanto- acudían a ella para que les diera consejos. Pero, fue en la universidad cuando comenzó a adquirir ese conocimiento más intelectual y educativo relacionado a la psicología de la sexualidad que la satisface del todo hoy por hoy.

Para Raquel mucho de nuestros tabúes y dudas sexuales provienen de los miedos engendrados en nuestros padres y se ven reflejados en nosotros; por ejemplo cuando sentimos temor al contarles que hemos iniciado una vida sexual o que nos gustan las personas del mismo género. Muchos optan por no decir nada, y esto tiene más efectos negativos que decirles que has decidido tener una vida sexual activa para tomar las medidas necesarias para protegerte de alguna enfermedad. Muchas de nuestras inseguridades -y no solo en lo sexual- son una proyección de la de nuestros padres, nos cuenta con convicción.

Ella al abordar estos temas quiere proyectar la crianza que sus padres le han dado, que ha servido para que se sienta segura consigo misma y pueda hablar de esos temas. “En esta época donde estamos rodeados de tantos medios y formas de información, los chicos de alguna u otra manera van a ver algo y no necesariamente por su cuenta, puede ser por algún primo mayor o un amigo. Es mejor que los padres presenten estos temas en la forma cómo ellos quieran presentárselos en vez de escondérselos hasta que sea ya muy tarde”, enfatiza la sexóloga. También se debe tomar en cuenta que no todo depende de la crianza de los padres, la escuela hace años que no cumple con su rol de formador de la conciencia sexual de los niños, a excepción, de que se esté en un colegio de lujo donde impartan estas enseñanzas.

Raquel estudió psicología de la sexualidad en La Florida.

Raquel está convencida que la educación sexual debe ser inclusiva, no se puede excluir el placer de la enseñanza porque conforma una gran parte de lo que al final nos hace querer tener relaciones. Es un factor evolucionario porque somos los únicos animales que sentimos placer al momento de reproducirnos, por eso cree que no se le puede quitar ese aspecto tan importante a la educación sexual. Para ella es muy frustrante saber de qué existen órganos humanos cuya función es simplemente dar y sentir placer y no se enseña cómo usarlos.

De los muchos temas que se pueden abarcar en temas sexuales a Raquel le interesa más los relacionados a los de identidad de género y el desarrollo de la sexualidad (desde que estamos en el vientre materno hasta la muerte). Por eso el nombre de su blog: “Corazón con Leche” que nace una madrugada en la que no podía dormir. Ya tenía la idea y un banco de imágenes y de información que quería cubrir. Corazón son las emociones y leche el lado más sensual, anatómico, en referencia al semen, pero también a la leche materna nuestro primer alimento; además de representar de cómo el apego que se tiene con la madre puede influenciar muchísimo en nuestra sexualidad. Un nombre sugestivo, provocador, con gancho emocional y psicológico.

Como sabía que el tema era complicado y que la gente lo podía ver como vulgar, llegó a la conclusión que la única forma de desegmatizar el tema era a través de la educación. “Tenía que demostrarles a todos a través de mis opiniones y de información de hechos basados en estudios, temas como que el orgasmo es bueno para la salud y ayuda mucha en las emociones hasta en problemas corporales, por ejemplo, pero no quería tener estas páginas de salud donde te enseñan diagramas de la anatomía o fotos horribles, es decir cosas aburridas”, nos cuenta Raquel.

Sabía que tenía que encantar a la gente desde un primer momento con su contenido, por eso empezó su blog con temas suaves como el orgasmo es bueno para ti por tal razón… que masturbarse es totalmente normal… ese tipo de cosas básicas. Sabía también que Instagram como plataforma visual tenía que tener gráficos que a la gente le gustase aunque no leyese el texto. Raquel incluso se ha dado cuenta que por más que escriba un texto precioso con un punto de vista grandioso si el gráfico que acompaña a ese texto no llama la atención recibirá la mitad de likes de lo normal.

Otro punto importante en “Corazón con leche” es su estética visual Raquel confiesa que al principio estaba muy entusiasmada con el uso del color rosado (pero eso fue inconsciente) porque no estaba contenta de alimentar el patriarcado con su “paginita rosadita de mujeres”. Pero, comprendió que el hecho de que sea “coqueta” no quiere decir que sea menos femenina que otras chicas. “Que goce del sexo no quiere decir que no sea feminista, hay mucha gente que me dice que eso no puede ser, que no me puede gustar la pornografía porque soy mujer o ese tipo de cosas tontas. No te quita ningún tipo de principio o de moral que te gusten ciertas cosas”.

Mucha gente le ha preguntado cómo ha conseguido tantos likes en tan poco tiempo, ella a eso responde que todo fue orgánico, que se dio por el entusiasmo de la gente que busca otras cosas y verdadera información. Ella no es una bloger de moda, una foodie, una travel guide y mucho menos una influencer. Su blog: www.instagram.com/corazonconleche/ (que ya cuenta con más de 15 mil seguidores y cada día está en aumento) nació con la intención de que hablar de sexo como cuando sales a tomar un café con leche con un amigo, de que sea algo cotidiano y de lo más “normal”. Y así fue nuestra charla sobre el sexo y sus menesteres. Ya sabes busca a Raquel Rottmann, con ella querrás saber más siempre.

*Editor de Cocktail

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe