Las perdices, una viña con tradicional sostenible

“Cuando el sol con brillo da al campo el primer matiz, se aparece la perdiz muy oronda por el trillo”. Con este pequeño verso de Burghi se recuerda los inicios de Juan Muñoz López, quien llegó a la Argentina en 1952 desde Andalucía, al sur de España, en busca de ampliar sus fronteras enológicas.

Escribe Augusto Carrera*

Con el tiempo la familia Muñoz López se instaló en la provincia de Mendoza, exactamente en el departamento de Luján de Cuyo (a 1030 msnm), en el distrito vitivinícola de Agrelo. El motivo principal fue las condiciones del suelo, que presenta características de origen aluvional, franco limoso de profundidad media, asentado sobre manto de grava. “Recuerda mi padre que cuando llegó a estas tierras para cultivar sus vides y producir su propio vino, se asombró de la cantidad de perdices que andaban por los alrededores. Con el transcurrir de los días ellas se volvieron compañeras de sus jornadas de trabajo, razón por la cual decidió bautizar a su bodega como Viña Las Perdices”, narra la pininos de su padre, el ingeniero y gerente enológico de Las Perdices, Carlos Muñoz.

Barricas de Viña Las Perdices.

En la actualidad, Viña Las Perdices es un emprendimiento familiar desarrollado por la esposa e hijos de Juan Muñoz. En su filosofía de trabajo, esta finca fusiona la meticulosa mano del hombre con la elaboración de vinos finos de alta calidad, priorizando el respeto por el medio ambiente, ya que suelen producir los tintos de manera artesanal pero con modestas técnicas modernas. Bajo un total de 93 hectáreas, esta bodega está en constante crecimiento. Sus plantaciones tienen más de 30 años y está compuesto por 1600 plantas por hecáreas. “Contamos también con plantaciones de entre cinco y treinta años que son alrededor de 3230 plantas por hectárea. Finalmente tenemos plantaciones menores a cinco años que bordean las 3940 plantas. Por otro lado, utilizamos sistemas de conducción como parral cuyano, tetralateral o h, cordón bilateral y el cordón unilateral”, detalla el enólogo Muñoz.

En cuanto a las variedades tintas que brotan de sus vides, “tenemos malbec, merlot, bonarda, petit verdot, tannat, cabernet franc, cabernet sauvignon, pinot noir y ancellotta. Por el lado de las blancas contamos con sauvignon blanc, viognier, pinot grigio, torrontés, albariño, chardonnay, riesling y gewürztraminer. El riego es por goteo en las plantaciones nuevas. Está diseñado con líneas de riego cada 2,5 m. y goteros espaciados cada 0,7m, de un caudal nominal de 2 litros por hora. El sistema en su conjunto está planteado para reponer una lámina diaria de 6mm. Mediante la dosificación del agua, este método permite obtener plantas equilibradas con un buen control de la expresión vegetativa”, explica Carlos.

Moderna planta de Viña Las Perdices.

El complejo arquitectónico de Viña Las Perdices data de las antiguas bodegas mendocinas de principios del siglo XX. De ladrillo y techo a dos aguas, que convierten al edificio en un lugar cálido y atractivo, en el que se priorizó una alta funcionalidad en toda su distribución, combinando alta tecnología y maquinaria de última generación. La bodega tiene una sofisticada línea de vinos con notas cítricas, minerales y herbáceas. “Contamos con dos malbec, uno varietal el cual permanece hasta ocho meses en barricas americanas y francesas para darle mucha complejidad. En cuanto al segundo, es una reserva que se cría hasta doce meses en los mismos toneles de roble”, añade.

Línea de vinos.

Asimismo “tenemos tintos representativos en nuestra línea varietal como cabernet sauvignon. Por el lado de los reservas está el bonarda, pinot noir, cabernet sauvignon, chardonnay, fumme blanc; y nuestro viognier tardío (late harvest). En cuanto a variedades no tradicionales como la ancellotta italiana y el albariño portugués, éstas han sido vinificadas desarrollándose en óptimas condiciones y pertenecen a la línea de exploración. “Justamente lo que buscamos es trabajar con variedades no comunes. Siempre estamos buscando la diferenciación en todo sentido para lograr captar a los consumidores con algo novedoso, y a otros que estén abiertos a probar cosas nuevas”, culmina.
* Periodista

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe