Lo diferente (o clásico) está de moda

Por: Jorge Thomas N. – (Gerente de Marketing London House)

La moda no es solo el espíritu superficial y pasajero de los tiempos, es también como dice Miucca Prada “un lenguaje instantáneo”. A través de las prendas de vestir (y los accesorios) se expresa actitud, estado de ánimo, innovación y poder.

No es raro ver cómo un movimiento cultural, político e incluso religioso siempre va acompañado de un determinado tipo de atuendo. Las propuestas contraculturales, siempre tan energizantes y revolucionarias, ofrecen también un discurso estético que normalmente representa dicha ideología o modo de pensar.

Las tendencias actuales en la moda, han buscado desmarcarse del pasado y – por ende – de representar un punto de vista ligado a una doctrina o una filosofía particular, para dar paso a la libertad creativa que cada diseñador propone a su estilo. Europa en este sentido ha sido muchas veces la cuna de las grandes corrientes intelectuales y artísticas hablando en términos contemporáneos, lo cual obviamente ha expresado también una narrativa estética expresada en diversas prendas de vestir.

En un reciente viaje por algunas ciudades como Milán, Roma, Florencia, Paris, Bruselas y Barcelona, pude apreciar diferencias en el vestir dependiendo de cada ciudad pero también muchas similitudes que en el presente artículo vamos a reseñar en cuanto al outfit del ejecutivo de hoy se refiere, desde la óptica europea si se puede llamar así.

El regreso de los cuadros

Si bien es cierto, ya desde el año pasado asomaba tímidamente esta tendencia, este año se ha revelado con mucha fuerza y los vemos tanto en grandes formatos en el diseño tipo sicodelia sesentera como pequeños al estilo príncipe de Gales.

Y es que los cuadros en trajes azulinos, azules oscuros, grises y marrones le dan una apariencia fuerte y de mucha personalidad a cada prenda, sin dejar de lado la elegancia que transmiten con combinaciones en colores suaves para las camisas y diseños, dependiendo de la ocasión, con amebas, cuadros, rallas, o llanos para las corbatas. En este último caso, poco importa si se trata de corbatas angostas o anchas, todo está permitido.

Hablando de trajes, como ya se ha visto en varias pasarelas, el estilo fit que tanto hizo sufrir a algunos, aunque aún prevalece, está permitiendo que también tome su lugar el saco tradicional recto de dos botones y solapa ancha.

El pañuelo de mi mejor amigo

Los pañuelos de seda y afines no han dejado de tener preponderancia como un accesorio que termina de redondear cualquier look, dándole siempre ese toque actual pero glamoroso también. Sin embargo, existen algunas diferencias en la forma de llevarlos ahora. Y es que las puntas han pasado a formar parte de la presentación final, es decir hacia afuera (bien a lo cincuentas).

En cuanto a los colores, ya no se busca que tengan un color totalmente diferente al del resto de prendas como hasta hace poco sino que más bien se acerquen al color del chaleco (hoy una prenda imprescindible), la camisa e incluso los zapatos. Lo que sí aún se mantiene es la libertad en cuanto a los estilos, sean de color entero, con estampados e inclusive con texturas, dependiendo del estilo de cada uno y de la ocasión.

Las medias o calcetines han pasado por un trance similar. Hasta el año pasado aún se veía con buenos ojos la divertida combinación de diseños con colores encendidos, rallas e incluso figuras lúdicas en este accesorio. Sin embargo, esto ya no resulta tan preponderante y se ha preferido por los tonos “serios”, siguiendo los colores de los pantalones o los zapatos, es decir buscando cierta mimetización.

En lo que respecta a los pantalones, aún reinan los pitillos en cuanto al corte, con una leve tendencia a los cortes rectos tal como en los sacos. Asoman también aunque aún tímidamente las viejas pinzas repudiadas hasta hace poco por muchos.

La tendencia en los zapatos también se ha mantenido en cuanto a la libertad de diseño y también en colores (cafés, negros, azules y caramelos), con una supremacía manifiesta de las zapatillas de tenis blancas y claras en general, con o sin aplicaciones.

Accesorios como los tirantes, las boinas, bufandas y sobretodos, también tienen una singular importancia, manteniendo los tonos serios y clásicos. Se podría decir que lo ecléctico sigue siendo lo que se impone, aunque el sello personal claro está es lo que siempre estará de moda.

London House

Dirección: Av. Larco 748 Miraflores
Horario de Atención: De lunes a sábado de 10 am a 9 pm
Teléfonos: 446 4992 / 998 390 361
Correo: jthomas@londonhousecasimires.com
Web: www.londonhousecasimires.com

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe