“Making Entertainment” Triple Frontier Otro ángulo a las películas policiales

Si entregaran premios por despliegues de testosterona, Triple Frontier arrasaría. El filme –que Netflix estrena el 13 de marzo– reúne a Ben Affleck, Oscar Isaac, Charlie Hunnam, Pedro Pascal y Garrett Hedlund como cinco exsoldados que planean robar US$75 millones a un zar de la droga que se ha escondido en la selva.

Es una película sobre tipos rudos y armados hasta los dientes, con muchas escenas de acción en parajes exóticos. Es una historia para quienes crecieron con los filmes de Sylvester Stallone, Jason Statham y Arnold Schwarzenegger pero ahora desean historias con mayor realismo y algo de cinismo.

Triple Frontier es una película sólida, con un estupendo nivel de producción y con un elenco que representa quizás su mayor atractivo. La historia, si bien es interesante y tiene tensión, no alcanza las cotas de otras películas a las que intenta parecerse.

Resulta interesante advertir dos elementos importantes de la película: sus creadores. El guionista es Mark Boal, autor de los libretos de tres filmes alabados por la crítica, debido al realismo y tensión de sus imágenes: The Hurt Locker (2008), Zero Dark Thirty (2012) y Detroit (2017).

Y el director es J.C. Chandor, con una filmografía corta pero interesante, sobre gente dominada por la ambición financiera y política, como Margin Call (2011) y A Most Violent Year (2014), y sobre un hombre (Robert Redford) que debe sobrevivir en alta mar cuando su bote zozobra, en All is Lost (2013).

Así que Triple Frontier posee las credenciales para erigirse por encima de la típica película de acción, aunque el evidente alto nivel de su producción no evita que el filme se quede algo corto en lo que pretender alcanzar.

En cierta manera, Triple Frontier es varias películas a la vez. Es una heist movie; esto es, una historia sobre un atraco, con partes de la historia centradas en la preparación del robo, en el desarrollo del mismo y en los eventos que se producen para escapar del lugar del crimen.

El filme también pertenece al subgénero de los “hombres en una misión”, pues también muestra cómo el grupo viaja al Suramérica para robar al zar de la droga y las peripecias que deben sortear para escapar de sus perseguidores.

Finalmente, debajo de este empaque de filme de acción, Triple Frontier ofrece un comentario algo tímido sobre los veteranos del ejército estadounidense, entrenados para ser “máquinas de guerra” y quienes, tras regresar a casa, se topan con dificultades para reinsertarse en la vida civil.

De hecho, esta es la premisa que sustenta la trama de Triple Frontier: Santiago “Pope” García (Oscar Isaac) es un veterano del ejército estadounidense que trabaja como asesor de la policía colombiana en la lucha contra el narcotráfico. Su obsesión es atrapar al capo Gabriel Martín Lorea (Reynaldo Gallegos) y ha logrado infiltrar en su grupo a Yovanna (Adria Arjona, hija del cantante Ricardo Arjona).

Pope descubre el lugar de la selva donde está escondido Lorea junto con su fortuna, así que viaja a Estados Unidos para enlistar a sus cuatro compañeros de armas, cuatro exsoldados con amplia experiencia militar, para juntos liquidar a Lorea y quedarse con US$75 millones que el capo tiene ocultos.

El grupo es liderado por Tom “Redfly” Davis (Ben Affleck), a quien le va muy mal económicamente; William “Ironhead” Miller (Charlie Hunnam) y su hermano Ben Miller (Garrett Hedlund); y el piloto Francisco “Catfish” Morales (Pedro Pascal).

La codicia y algunos infortunios en el camino tuercen los planes previstos por los protagonistas. Todo aderezado con una banda sonora de canciones asociadas con la guerra como “For Whom the Bell Tolls”, de Metallica; “Masters of War”, de Bob Dylan; y “Run Through the Jungle”, de Credence Clearwater Revival, entre otros.

La película hace un esfuerzo por humanizar a los protagonistas y no presentarlos como los cínicos y fríos exsoldados que trabajan para la CIA en Sicario (2015). Siempre queda claro que esta misión es una actividad criminal, por más que el personaje de Oscar Isaac insista en que la desaparición de Lorea hará más fácil pacificar el país.

Triple Frontier se suma a películas como Kelly’s Heroes (1970) y Three ings (1999), que tratan de militares que desean robar un botín para hacerse ricos. Solo que Triple Frontier lo hace con un tono serio y más centrado en la acción. La codicia y la desesperación de los personajes no alcanzan niveles trágicos o conmovedores, lo que hubiera hecho del filme una pieza memorable.

Eff C.

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, trabajó como encargada del área de prensa del Ministerio de Cultura y especialista de campañas creativas en  la Cámara de Comercio.  Actualmente desempeña el cargo de jefa de prensa para una importante marca.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe