Mauricio Abad: Nace una estrella

Por Omar Amorós*

Mauricio tiene tan solo 21 años y desde los 16 forma parte del mundo del entretenimiento. Todo empezó cuando fue descubierto por un agente de modelos mientras hacía un casting para un programa de tv, desde ese entonces no ha parado: modelo de comerciales, pasarela, fotos y videos. Hasta formar parte del grupo de jóvenes actores (de diversas nacionalidades) que protagonizan Like (La Leyenda) telenovela juvenil mexicana producida por Pedro Damián para Televisa, (especie de remake de Rebelde) que cuenta las experiencias y aventuras de un grupo de jóvenes de un prestigioso y multicultural instituto educativo.

Conversar con él fue toda una grata sorpresa, sencillo, jovial, sincero así se mostró y demostró ser Mauricio, no se le han subido los humos –y esperemos que no se le suban- Siempre viene al Perú en fiestas de fin de año a visitar a la familia y a los amigos. Lleva ya viviendo en México unos tres años en los cuales buscó y encontró la oportunidad de su vida. No solo fue cuestión de suerte, fue mucho más.

Ser modelo surgió como jugando estaba en cuarto de secundaria cuando él y sus amigos se presentaban a varios castings y poco a poco lo empiezan a llamar. Desfiles por allí y por allá hasta llegar a Perú Moda y Lima Fashion Week. Después de dos años llega a contactarse con su actual agencia (en Lima)  The icon Mgmt quien le da la oportunidad de internacionalizar su carrera. Tomar esa decisión no fue fácil, al principio su familia no estuvo de acuerdo y tuvo que dejar sus estudios en la universidad. Mauricio no se arrepiente de haberse ido a forjar su futuro, muy por el contrario, si se hubiese quedado sería un comunicador frustrado como nos señala.

Llegó a México para hacer modelaje, y también llegó a un departamento de modelos, donde vivían 6 personas de diferentes nacionalidades: ucranianos, argentinos y brasileños (por eso tiene un dejo especial argentino – peruano – mexicano). Toda esa experiencia fue todo un rato para él, empezó de cero porque se propuso que si se iba era para no depender de sus padres y ser él mismo.

México le abrió las puertas, trabajó mucho (y no solo en modelaje), pagó deudas (con lo cual pudo vivir allí al principio) y cuando pudo empezó a forjar su camino en la actuación, clases por un lado y por otro, también estuvo en el CEA, El Centro de Educación Artística de Televisa, pero lo dejo porque tenía que seguir trabajando para costear sus gastos, porque para él era importante ser independiente también económicamente.

Así llegó su primera oportunidad para actuar gracias a la ayuda de un amigo (con el cual había convivido en Argentina apenas salió del Perú a los 18 años). El trabajo era en una serie web, no le pagaron mucho, pero adquirió experiencia. Después de esa oportunidad y de haber dejado el CEA, siguió preparándose en la actuación, pero se deprimió de tal forma que decide cambiar de aires para empezar de nuevo de cero, planea un viaje a New York, pero sus planes no resultan y vuelve a México, se sentía atrapado en esas circunstancias. “Tienes que fracasar para que aprendas de la vida” nos expresa con el tono de haber aprendido la lección.

Fue en ese ínterin que la directora de la agencia con la cual laboraba en ese entonces le comentó sobre el casting para una telenovela de Pedro Damián. Así que prepara una canción y un baile y hace el casting antes de viajar a Nueva York. Le dijeron que tenía que hacer otras presentaciones porque el casting era muy largo, que iba a durar 6 meses, estuvo pendiente siempre y al final fue elegido. Mauricio sintió que ser peruano fue un plus porque no hubo otro (que él supiera) para ese casting. Pedro Damián le llegó a contar que nunca buscaron castear un personaje, sino que el personaje buscó al actor. Y así pasó con “Ulises” y Mauricio. Fue un proceso largo que tuvo un final feliz que lo llena de orgullo y felicidad.

“Quedar en un proyecto grande de protagónico es algo increíble… Me esforcé  mucho para llegar a donde estoy ahora, pero sé que solo es un escalón más para seguir sumando más escalones y llegar más arriba. Me gusta contar mi historia porque siento que puedo motivar a gente. Si tienes la oportunidad o tan solo las ganas de querer superarte es posible hacerlo”.

En “Like” Mauricio tuvo la oportunidad de compartir cámara con otro peruano Bernie Paz, quien hace de su padre. Desde el casting él se sintió muy cómodo y Ulises (su personaje) fluía con mayor naturalidad. Pero, la producción de Televisa también le ha dado la oportunidad de cantar y bailar. Para Mauricio la música no es algo nuevo en la vida, tiene un tío que es músico y que tiene su estudio en su casa y desde la escuela trataba con sus amigos hacer algo de guitarra.

Sabía que con la telenovela, vendría la banda y con ella el baile y el canto, para eso empezó a tomar clases porque siente que todo en la vida se aprende “Es como ir al gimnasio, uno empieza a entrenar el brazo para que se le note el bícep”. Siente que ha mejorado mucho en ese aspecto; y estar en el escenario (la banda ya tuvo algunas presentaciones en vivo en eventos especiales y premiaciones) es algo hermoso para él porque está expresando una conexión con el público. “El estar allí me hizo apreciar mucho lo que estaba haciendo, es algo único porque quizá mañana esté o no y eso lo aprecio y agradezco a la vida”.

Mauricio en “Like” es Ulises (de nacionalidad peruana también en la ficción) proveniente de un barrio pobre que viaja a México con su padre (Bernie Paz) para ver a su madre (la mexicana Adriana Nieto) quien se encuentra enferma  y postula a una beca para estudiar en un prestigioso instituto educativo. Ulises es un chico muy guerrero y pasional –como Mauricio mismo- que sufre de bullying (por ser de otra condición social) y tiene un amorío con una adinerada estudiante japonesa.

En México la telenovela no tuvo la acogida deseada, pero los productores tienen pensado empezar la gira con la banda para darle realce a la ficción en otros países (en el Perú no todavía no se transmite en señal abierta) y se está negociando hacer una segunda temporada. Mientras tanto Mauricio –y los otros chicos protagonistas- utilizan sus redes sociales para difundir el proyecto de la banda y estar en permanente contacto con sus admiradores.

Mauricio durante su más reciente visita a su país, tuvo la oportunidad de acercarse más a sus fans  no solo a través de una potente campaña de prensa, sino también a través de un meet and greet donde cantó y encantó, además de contestar las más insólitas preguntas de su fanaticada. Pasó las fiestas navideñas con su familia y visitó la ciudad de Cusco y la ciudadela de Machu Picchu.

Mauricio Abad ya debe estar retomando sus actividades por estos días, tiene ensayos para su primera obra de teatro en México “Niños Lindos” a estrenarse en febrero en donde interpretará a un chico gay. Sabemos que las hará con el mismo ímpetu y fortaleza como si fuese la primera vez ¡Ojo, háganle seguimiento a este peruano que se las trae!

*Periodista, editor general de Revista Cocktail

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe