Costa+Herrera Arquitectos: Modelando restaurantes

A pesar de que solo estudiaron un ciclo juntas en la universidad, Solana Costa y Melissa Herrera se volvieron a juntar para crear en el 2008 Costa + Herrera Arquitectos en su búsqueda de soluciones específicas de diseño por medio de la investigación espacial.

Escribe Omar Amorós*

Han pasado once años y Costa + Herrera ha evolucionado. Empezaron haciendo arquitectura residencial, pero gracias a un amigo de infancia de Melissa, el reconocido chef dueño de Malabar, Pedro Miguel Schiaffino cambiaron su destino. Un buen día Pedro Miguel la llama para que realice una serie de cambios a su local, lo que resultó siendo su primer proyecto de restaurantes que es lo que las llevó a ocupar el lugar que tienen hoy en día.

Luego de este primer proyecto con el chef, las vuelve a convocar esta vez para su también restaurante Amaz, que fue todo un hito en la arquitectura y diseño de este tipo de establecimientos. Fue uno de los primeros en ser conceptuales y radicales, era algo distinto por ese entonces (2012). Estaba lleno de texturas e ideas innovadoras, todos sus rincones tenían algo que decir y sentir, nos describe Herrera. Después del éxito logrado por la arquitectura y diseño de Malabar y Amaz, el hermano de Melissa, quien es uno de los socios del restaurante Osaka las convocó para la remodelación del mismo. Fue todo un reto nada fácil para ellas porque la arquitectura siempre ha sido parte de la experiencia en este restaurante que hacía su ampliación de espacio. Y es el punto clave en el trabajo que realiza esta casa de arquitectos: la experiencia en el restaurante. De un tiempo a esta parte la experiencia gastronómica no es solo la comida, sino también la arquitectura, la música, el servicio, todo incluido. Melissa es clara al decir que no les gusta usar el término de diseño de interiores en su trabajo porque lo que ellas hacen es “arquitectura de interiores” porque no solo colocan muebles, trabajan en base a un concepto, pensando en cada ambiente y en muchísimos detalles, textura y sensaciones. “No solo vemos la parte externa, sino también la parte técnica de la cocina, el aire acondicionado, la parte de las luminarias. Es decir todo. Vemos el paquete completo. Entendemos de principio a fin qué es hacer un restaurante”, especifica la experta.

Osaka restaurante.

Hay clientes que ya tienen su marca bien definida, hay algunos que todavía no, que lo van descubriendo en el camino y va cambiando con el tiempo. El proceso de coordinación con el cliente empieza con saber el ADN del restaurante para tener una ruta clara desde el principio: la cocina con la arquitectura, con el nombre, porque todo está relacionado. El primer paso es reunirse con el cliente, hacer una lluvia de ideas, de imágenes y de referencias que incluya gustos, texturas, colores, etc.

Dentro de Costa + Herrera siempre se busca que cada proyecto tenga su propia identidad, que no se repita una idea que se tiene con otro cliente. Lo que sí tienen es una línea en la utilización de materiales, son honestas con ellos. Pueden utilizar cosas muy simples, pero buscan darle la vuelta, como lo hecho en “El Pan de la Chela” donde han revestido un muro con un listón prefabricado. Es usar recursos en muchos casos sencillos, reinterpretarlos para lograr efectos muchos más interesantes y distintos. Otro ejemplo del buen uso de materiales simples se encuentra en Osaka, pura madera tejida (proveniente de la selva) en forma local al igual que Amaz, siempre siguiendo un estilo de arquitectura y diseño cálido, pero artístico a la vez.

Hacer un restaurante requiere de mucha creatividad porque tienes que estar pendiente de los detalles: la tela, el mueble, las lámparas, las vajillas, etc. El encuentro de cada uno de esos elementos conforman la esencia de Costa + Herrera Arquitectos que por estos meses ha estado presentes en la creación de Osaka Chile y Miami, expandiendo sus proyectos arquitectónicos de forma internacional.

Las arquitectas Solana Costa y Melisaa Herrera.

También terminaron hace poco el restaurante Barrio y han empezado a construir las obras que diseñan porque así han adquirido un mejor control sobre los proveedores, que son un factor importante en el cadena de construcción de espacios tanto gastronómicos como residenciales (a los cuales también se dedican). Pero es el nicho de restaurantes donde se han enfocado con grandes resultados que saltan a la vista y que usted apreciado lector puede disfrutar.

*Editor de Cocktail

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe