“Modo Viaje”: Aruba, la felicidad azul celeste

Escribe Julio César Torres Morales

Aruba, “La isla feliz”. Para algunos suena lejano, desconocido, y para otros no; pero resulta que no está muy lejos desde nuestra Lima, a solo 4 horas y algo de vuelo y es un destino maravilloso. Les voy a contar mi experiencia. Tuve la suerte de ir en varias oportunidades -hace varios años- cuando se realizaba un Festival Internacional de Teatro y participé con elencos de primera calidad representando al Perú, bueno pero eso les cuento otro día.  Lo que me dejó en la memoria esta hermosa isla es su mar color azul celeste y la sensación de libertad y felicidad que se ve y respira. Pero estoy seguro que pronto volveré a zambullirme en su mar, por eso en mi columna de hoy, de Aruba les quiero contar.

En principio y para situarnos  Aruba  es un país autónomo del reino de Los Países Bajos y que no forma parte de la Unión Europea, su capital es Oranjestad y en el cual se habla 4 idiomas: siendo el principal el papiamento (su lengua nativa), también están el español, inglés y holandés. Con raíces indígenas provenientes de la tribu Arawak de los Caiquetios, una tribu indígena que vivía en sintonía con su entorno natural, los arubianos  viven esta armonía y con la actitud de estar unidos.

Aruba  geográficamente es una pequeña isla caribeña (de 193 km²)  situada a 25 km al norte de la costa occidental de Venezuela  y a 68 km al noroeste de Curazao (la isla más grande de las Antillas Neerlandesas). Con un clima tropical cálido que oscila entre 29 a 27 grados centígrados todo el año, con un clima así solo nos queda disfrutarlo siempre.

Cuando a uno se le ocurre viajar, empiezan a surgir excusas como no tener tiempo suficiente o no saber qué plan hacer. Solo hace falta tomar la decisión de ir a algún lugar, y una gran alternativa es una isla en el Caribe como Aruba. Dime si no te agrada  la idea de caminar sin zapatos por la playa, recibir el baño de sol y la brisa del mar azul, bañada por la calidez del agua cristalina y los refrescantes vientos alisios, es el lugar del sol constante y de playas de arena blanca y fina, mientras tomas una piña colada, un daiquiri  o llevas tu  botella  de pisco y le enseñas algún barman lugareño a preparar un chilcano y respiras un aire totalmente  diferente.

“Solo ta brilla” El sol brilla. Es una frase que los arubianos suelen decir más que nadie en el Caribe. Pero, además Aruba deslumbra con sus paisajes, sonidos y delicias culinarias, una gastronomía que no encontrarás en otras islas del Caribe, con amables habitantes ansiosos por darte la bienvenida con un saludo, un  abrazo.

Con sorprendentes maravillas naturales para explorar e infinidad de formas de relajarte, mimarte un poquito y encontrar la felicidad de la forma que más te motive. Aruba tiene mucho más que ofrecer: acantilados, cuevas naturales, desiertos, cultura vibrante, gastronomía diversa y miles de misterios que esperan ser descubiertos. Baby Beach, Palm Beach, Druif Beach o Eagle Beach se encuentran entre las mejores playas del mundo y solo están a 4 horas de Lima.

La historia  y cultura de Aruba se puede observar en las calles, desde la clásica arquitectura holandesa de Oranjestad hasta las pinturas de las cavernas de los caquetíos. Los ritmos y bailes caribeños de las celebraciones de carnaval, no hay que ir muy lejos para encontrar reflejos modernos de la historia de Aruba. Es muy extenso y sinuoso el pasado que le ha dado forma al presente arubiano tan  especial  único y auténtico.

Esa riqueza de la cultura de Aruba radica en su diversidad. Raras veces se unen tantas culturas diferentes para formar una unión en tan buena armonía. Lo que hace que Aruba sea uno de los mejores destinos para la diversión y el entretenimiento y también para conocer y dar una mirada a  su riqueza cultural. Se hace más que  imprescindible.

Aruba toda es un paraíso, por donde se le mire pero existen lugares que no debes dejar de visitar como el Faro California en la encantadora Capilla de Alto vista en  Seroe Crystal,  las ruinas de la Mina de Oro Bushiribana, el famoso Puente Natural Anicuori, un paseo por las cuevas Guadirikiri, La Piscina Natural, El Rancho Daimari, La  Isla de Palm, El Museo Histórico de Aruba con vestigios relacionados a toda la historia de la isla.

Otros puntos destacados de Oranjestad incluyen el Museo Arqueológico Nacional, la Fábrica de Aloe de Aruba, la Galería de Arte Access, el Mariposario, el Mercado del Puerto, y el Museo Numismático con muestras de divisas mundiales que datan del año 221 A.C. En general,  la ciudad es simplemente un lugar divertido para caminar y disfrutar de la atmósfera o terminar en alguna de las bellas playas de Aruba de compras o en algún lujoso casino.

La próspera economía de Aruba no es el resultado de la casualidad ni de los malos gobernantes, ni la falta de civismo de sus habitantes. Todo lo contrario a nuestro país, las personas que viven en la isla son muy trabajadoras, orgullosas, inteligentes y altamente cualificadas. Aruba tiene un avanzado sistema educativo holandés que no sólo prepara a los estudiantes para puestos de trabajo en la ingeniería, el turismo, los negocios, la ciencia y otras profesiones bien remunerados; también permite a los estudiantes de Aruba obtener su licenciatura o maestría en los Países Bajos.

El turismo es la fuente principal de ingresos de Aruba, posee cientos de hoteles y hostales con ofertas económicas y apartados resorts de primer nivel con toda la comodidad y el lujo de  5 estrellas  para diferentes tipos de visitantes. Así que si ya te animaste a darte un viajecito, acuérdate de esto: aumenta tu felicidad trabajando, pero sin olvidarte de vivir la vida. Tómate un descanso, un día libre, unas vacaciones…  y porque no en  Aruba?  Avianca te lleva…

Comunicador y productor artístico con más de 29 años de experiencia en el rubro cultural. Director de la Asociación Cultural de Producción y Difusión JUCARE. Ha trabajado varios años en diversas compañías aéreas y agencias de viaje. Se ha desempeñado en casi todas las áreas de la comunicación: teatro, música, radio, televisión, cine; esto lo ha llevado a viajar por el Perú y el extranjero difundiendo arte y cultura. Ha participado en muchos festivales de teatro, música, folklore y gastronomía en países como México, Aruba, Paraguay, Ecuador, Estados Unidos y Japón.  Ha organizado sendos homenajes a grandes artistas como Luis Álvarez (50 años de trayectoria del primer actor nacional), Lola Vilar (60 años de vida artística), Edith Barr (60 años después) y Chabuca Granda (Homenaje en México DF. 2008). Ha sido Invitado por el Gobierno Norteamericano al programa de intercambio cultural (visitor voluntary) del servicio de información de los Estados Unidos (USIS) en 1992 y por la UNIBE, Universidad iberoamericana de Santo domingo,  (departamento  artístico) en 1997. Ha participado en diversos festivales del mundo como: Festival de teatro Aruba 1992, 1994. Al 5to Festival Internacional de marimba y música afroamericana 2002 en Esmeralda-Ecuador. Al Festival Cervantino Guanajuato-México 2005, 2007. Festival Internacional de Danza Popular Paraguay 2009, Festival Internacional de folklore México 2010, 2012. Y ha realizado giras por diferentes ciudades de la República Mexicana en los años 2008, 2012 y 2016. En la actualidad colabora en la organización del PeruFest  Gastronomic USA (desde el 2016) y trabaja de forma independiente en gestión cultural, publicidad y relaciones públicas con artistas del medio artístico nacional e internacional.

Síguelo en:

https://www.facebook.com/juliocesar.torresmorales

https://www.facebook.com/ObrasdeteatroPeru/

https://www.instagram.com/rotcudorp/

Escríbele a:

modoviajeconectate@gmail.com

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe