Modo Viaje

Escribe Julio César Torres Morales

¡Hola amigos! Soy Julio César y a partir de esta semana estaré en esta columna compartiendo artículos, notas, anécdotas, experiencias y/o sueños, vividos o por vivir, que de alguna manera u otra ustedes también los tienen, así que será muy entretenido. Empezaré contándoles cómo llegué aquí y cómo es que uno al final programa la mente o atrae lo que le gusta, a veces demora otras no, pero llega finalmente y eso es lo importante.

Hace ya  algunos años, unos cuantos -no muchos- cuando se alejaba mi infancia (aunque a veces creo que antes) empecé a disfrutar de cosas que supuestamente me gustaban y que yo me decía, ¡esto haré cuando sea grande! Habían muchas cosas, pero las que han permanecido en el tiempo y las que son principal motivo de vida, la experiencia y la sensación de  viajar, y el compromiso con el arte en sus diferentes facetas siguen vigentes. Así que con el paso de los años afiancé estas pasiones, y en determinado momento las junté o se juntaron y esa unión para mí fue y es sensacional.

Pienso en lo importante que es dejar fluir tus ideas, tus sueños. Eso pasaba conmigo, desde niño soñaba y/o jugaba a ”viajar” y “actuar” en silencio, o con mis hermanos, alucinaba volar, transportarme hacia lugares, ciudades, culturas, hasta planetas. La idea de viajar y actuar de cualquier manera rondaba mi mente, así que en esa fantasía jugaba al teatro con mis hermanos en la casa; y tenía la idea de ir no sé a dónde exactamente, no sé si físicamente o en el tiempo. Había una dualidad como mágica, y lo encontraba en  todo lo que podía ver y sentir. En las películas, hasta en los comerciales. También me pasaba que cuando me quedaba solo, sintonizaba una radio antigua y buscaba  captar en el dial emisoras extranjeras y cuando lo lograba, sentía que había llegado muy lejos ¡Claro, en ese tiempo no había internet, sentía que había llegado a la luna!

Mi serie favorita era “Perdidos en el Espacio” mi mente viajaba con ellos y actuaba en la serie, compraba revistas usadas con imágenes de lugares, ciudades y forraba mis cuadernos y libros del colegio con esas imágenes. Pedía que me compraran en vez de mochila,  unos maletines de viaje (que vendían en las líneas aéreas)  sobre todo por el logo que tenía de la compañía aérea y aunque ustedes no lo crean, me sentía feliz  y “cada vez que iba al colegio sentía  que me iba de viaje”, tenía varias maletas de AeroPerú, Lan Chile, Eastern, Lufhthansa, etc.

Felizmente mis padres siempre apoyaron mi insistencia, fui creciendo y cuando iba a cumplir los 13 años  me prometieron un regalo y yo elegí “mi primer viaje en avión y solo” ellos decían que estaba loco cómo iba a viajar tan chico, pero mi deseo y pasión fue tal que los convencí, claro tuvieron que hacer algunos trámites, como el permiso notarial para viajar solo, pero lo conseguí y así hice mi gran viaje por los aires. Esa sensación de libertad será inolvidable y fue uno de los regalos más bonitos de mi vida.

Por ese tiempo también descubrí el teatro, cuando del colegio nos llevaron a ver una obra como tarea y eso fue, increíble. Yo quedé como en éxtasis, no lo podía creer y me dije a mi mismo: “tengo que estar arriba en el escenario”. Pasó algún tiempo, terminé la secundaria y entré las dos cosas que me gustaba  tuve  que  elegir  una. Por  la presión familiar estudié turismo porque era más rentable económicamente, después empecé y trabajé en agencias de viajes y líneas aéreas, haciendo contabilidad hasta computación, pero con tal de  estar cerca a los aviones, era capaz de todo. También fui asistente de despacho de vuelo, lost and found, servicios especiales. También quise ser desde tripulante hasta piloto de aviación.

A todo esto, mi otra pasión seguía latente, el arte. Mi mente volaba, divagaba entre en lo que ya trabajaba (pero no me sentía completamente feliz)  y quise cambiar y dedicarme a la actuación. ¿Si hago una cosa no puedo hacer la otra? Me decía, era una época para el país socialmente y políticamente muy difícil. Me decían dedicarse al arte era un albur, que no iba a ganar dinero, que solo hay gente bohemios, etc. Fueron épocas de mucha indecisión.

¡Tuve que tomar una decisión!, estudiar actuación, y lo hice en diferentes escuelas y talleres con los mejores maestros del país y le metí a fondo y empecé de a pocos en el circuito teatral, en grupos y compañías teatrales, hasta que con un grupo de amigos formamos una propia Asociación Cultural para producir nosotros y esto me dio la oportunidad de realizar todos esos sueños de infancia en un escenario ya sea actuando o produciendo ¡lo que tanto anhelé desde niño!

Como pueden darse cuenta en determinado momento decidí o el destino me la puso claro, que el ARTE y la CULTURA me llevarían a mi otra pasión ¡VIAJAR! Así fue, gracias a ellos he podido viajar por dentro y fuera del Perú, por lugares increíbles, confrontar culturas, saborear gustos y colores y difundir lo nuestro, vivir todos esos sueños de mi niñez y hacerlos realidad.

Si caminamos a paso firme  se va  haciendo el camino. Elige  lo que te gusta  y  si son dos formas de ver la vida, hazlo las dos bien, con vehemencia, con pasión, y tú o el destino se encargarán de juntarlos. Siempre  estuve,  estoy en  MODO VIAJE, de una u otra manera, dispuesto a salir, viajar, conocer países, ciudades, culturas, gente, personajes, bailes, costumbres, tomando un bus o un avión y disfrutar de ese encuentro con la vida en otros lugares. Por eso a partir de la próxima  semana  te espero para viajar juntos.

¡Nos vemos, nos vamos!

JULIO CESAR TORRES MORALES es comunicador y productor artístico con más de 29 años de experiencia en el rubro cultural. Director de la Asociación Cultural de Producción y Difusión JUCARE. Ha trabajado varios años en diversas compañías aéreas y agencias de viaje. Se ha desempeñado en casi todas las áreas de la comunicación: teatro, música, radio, televisión, cine; esto lo ha llevado a viajar por el Perú y el extranjero difundiendo arte y cultura. Ha participado en muchos festivales de teatro, música, folklore y gastronomía en países como México, Aruba, Paraguay, Ecuador, Estados unidos y Japón.  Ha organizado sendos homenajes a grandes artistas como Luis Álvarez (50 años de trayectoria del primer actor nacional), Lola Vilar (60 años de vida artística), Edith Barr (60 años después) y Chabuca Granda (Homenaje en México DF. 2008). Ha sido Invitado por el Gobierno Norteamericano al programa de intercambio cultural (visitor voluntary) del servicio de información de los Estados Unidos (USIS) en 1992 y por la UNIBE, Universidad iberoamericana de Santo domingo,  (departamento  artístico) en 1997. Ha participado en diversos festivales del mundo como: Festival de teatro Aruba 1992, 1994. 5to Festival Internacional de marimba y música afroamericana 2002 en Esmeralda-Ecuador. Festival Cervantino Guanajuato-México 2005, 2007. Festival  Internacional de Danza popular Paraguay 2009, Festival Internacional de folklore México 2010, 2012. Y ha realizado giras por diferentes ciudades de la República Mexicana en los años 2008, 2012 y 2016. En la actualidad colabora en la organización del PeruFest  Gastronomic USA (desde el 2016) y trabaja de forma independiente en gestión cultural, publicidad y relaciones públicas con artistas del medio artístico nacional e internacional.

Escríbele a: modoviajeconectate@gmail.com

Síguelo en:

https://www.facebook.com/juliocesar.torresmorales

https://www.facebook.com/ObrasdeteatroPeru/

https://www.instagram.com/rotcudorp/

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe