Música a la vena: ¿Patriotismo o pose?

¿Alguna vez han escuchado el himno nacional peruano en su totalidad? ¿Alguna vez han puesto al Zambo Cavero y al maestro Avilés sin necesidad de estar en una reunión familiar, sin estar en cervezas o sin estar dentro de las fiestas patrias nacionales? En muchos casos la respuesta es un rotundo NO.

Escribe: Joao Rodríguez 

Aunque duela mucho la repuesta, es cierto que el patriotismo de peruano solo tiene unas fechas exclusivas en el calendario de cada quién y en su mayoría, los que defienden al país son los que menos se saben la letra del sagrado Himno. Hablaremos de música, pero recapitulemos los hechos ocurridos antes de que ella plasme nuestras notas representativas. En tiempos del virreinato, nuestro país fue una colonia central, el centro de operaciones de todo el saqueo que Europa realizó en nuestras tierras, gente y vidas. El pueblo se encontraba sumiso en una “perfecta” estructura social, ya que o eras cholo, indio, mestizo o blanco. El orden se encontraba asegurado, así como las propinas de los señores, muy amables ellos, que regalaban cosas usadas a sus peones y a veces, hasta una que otra monedita. Muchas personas, al narrar esta introducción se sienten ya orgullosas, sonríen pensando en que esto nos hace mejores o superiores porque España prefirió nuestras tierras para hacer una capital, pero nada más lejos; nuestra independencia fue forzada.

Tal como sucede hoy en día con la corrupción del estado, con sus congresistas y líderes distribuidos en clubes privados, que algunas llaman partidos políticos, en esa época a nadie le interesaba la idea de dejar de recibir los beneficios que a toda ciudad principal se les brindaba. Nadie quería dejar, como se dice en la calle, la “mamadera”. Está en muchos estudios y libros, los cuales citaré al final de esta columna, que fueron nuestros hermanos Argentinos, Chilenos, Ecuatorianos, Bolivianos y muchos más, los que, obligados a deshacerse de la ciudad principal del virreinato en América latina, vinieron a liberarnos. Sin más detalle, ni ofensas ni ganas de fastidiar a nadie, en base a todo ese contexto es que nuestros símbolos patrios nacieron, así como nuestra sagrada canción.  Al pasar de los años, lo más lógico ocurrió: nadie sabía el porqué de las letras o del significado de ninguno ya que esa no fue realmente nuestra historia.

Actualmente, en festividades solemos tener de excusa nuestro patriotismo para libar libremente el licor que nos hace pensar y hasta llorar, que realmente queremos a nuestro país. Los que huyeron debido a los problemas y se alojaron o acomodaron en realidades ajenas, este día hasta lloran conmovidos y con una supuesta nostalgia de lo que vivieron aquí. Las críticas hacia la realidad siempre es agresiva y lo peor, es que nadie brinda nunca una solución, se contentan con escuchar “Contigo Perú” para sentirse bien peruanos.

No puedo más que sentir pena por esto, ya que no es una realidad con la que me sienta a gusto; muchos luchan, se quedan y preparan para cambiarlo todo; muchos sin educación, lloran al ver su bandera rota y dan su vida por defender a los suyos, renunciando hasta a su propia patria, ya que no los representan en absoluto. Poco a poco vamos avanzando, así como poco a poco o sentiremos que pertenecemos más a un país nuevo, que debe renovarse y escribir nuevas reglas. No hablamos de corrientes de derecha o izquierda, hablamos de sentirse peruanos y querer que el Perú avance.

Cuando cierro mis ojos y veo, que yo sigo viviendo contigo Perú, emocionado doy gracias al cielo, por darme la vida…CONTIGO PERÚ. No hablé mucho de música hoy, ya que creo que no hay música que represente realmente a nadie, solo son poses con las que todos nos sentimos, o nos consolamos sintiendo, que tenemos un país. Aunque sea por un par de días.
“Son tus defectos por los que resisto
Son tus fallas por las que me preparo
Es la gente por la que cambio
Son tus paisajes por los que tanto camino
No me representa tu pasado, porque lo que quiero es cambiar tu futuro
No te independizaste a voluntad, pero fuiste libre al fin para nosotros
No eres perfecto, por eso quiero arreglarte
Estas enfermo y quiero curarte
Solo quiero que sepas que no me alegro solo por hoy
Solo quiero que sepas que me alegro por lo que soy contigo”

Libros:

-ANNA, Timothy
-2003 La caída del Gobierno español en el Perú. El dilema de la independencia. Lima: IEP.
-BASADRE, Jorge.
-1973 El azar en la historia y sus límites. Lima: P.L. Villanueva.
-1977 ¿Hacemos tabla rasa del pasado? A propósito de la historia y de los historiadores.
-Madrid: siglo XXI editores, S.A.
-FREIRE, Paulo.
-1978 Revolución y contrarrevolución en México y el Perú. Liberalismo, realeza y separatismo (1800-1824). México: Fondo de Cultura Económica.
-2000 La política contrarevoluciona del virrey Abascal: 1806-1816. Lima: IEP.

Joao Rodríguez-Brown

Nació en Lima el 26 de Mayo del 1989. Estudió música en la facultad de Artes Escénicas de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Es fundador y productor en El Estudio de Juan Marrón, en donde ha venido desarrollando diversas producciones desde el año 2016. Es compositor, cantante y guitarrista en Brown Cripi, banda peruana con la que han realizado diversas giras por Cajamarca, Chiclayo, Trujillo y Lima. Por su parte, también ha participado de eventos musicales en el Cuzco, Ica y Piura. Se dedica también al marketing digital, por lo que maneja cuentas y fan pages como Perú Rock, Metaleros Peruanos, Estudio Marrón, entre otros.

Síguelo en: https://www.instagram.com/juancripi/

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe