Paraíso belga

Un recorrido por tres de las bodegas más emblemáticas de Bélgica.

Escribe Andrea Huerta

Hace siete años tuve mi primer encuentro con la Delirium Tremens. Su elefante rosado sonreía en la etiqueta con un gesto hipnótico que invitaba al empoderado sorbo maligno, atrayéndome a una logia alcohólica de la que no me he vuelto a separar. El sabor fresco a grano carecía del empalagoso sabor a choclo de las industriales nacionales. La tibieza que resbalaba por el esófago era cálidamente perceptible como una resolana primaveral. En ese preciso momento dejé de satanizar la palabra “cerveza” y empecé a curiosear este mundo a profundidad.

La travesía del dragón

El primer destino fue Ertvelde, precisamente a Brouwerij Van Steenberge, conocido en Lima por tener Gulden Draak y Piraat. No es difícil llegar pero hay que ser cuidadoso con las estaciones, sobre todo porque en esta parte del país la gente habla Flemish y el inglés no ayuda mucho. La cervecería está ubicada en el centro de la ciudad, en una calle principal. Me atendió Jef Versele, quien actualmente se hace cargo del negocio y es la sexta generación en esta empresa familiar, que empieza en 1874, con Jean Baptiste de Bruin, quien funda Brouwerij De Peer, produciendo cerveza para purificar el agua altamente contaminada debido a la sobrepoblación de cerdos. Una generación después, en 1919, la cervecería fue rebautizada como Bios. En 1978, Jozef Van Steenberge conoce a los monjes Agustinianos de Gante, quienes lo educaron en el manejo de las levaduras. Si Jozef no hubiera tomado esa decisión, la compañía no existiría. Nace así la cerveza tipo abadía Augustijn, seguido de Piraat y después la célebre Guldeen Draak, que llegó a ser número uno en ventas. El último en el mando es Jef Versele, nieto de Jozef, quien ha realizado un extraordinario trabajo aumentando las exportaciones a nivel mundial.

Conociendo su filosofía

“Hoy posee un buen sabor, pero mañana va a tener uno mucho mejor”. Para conseguir una cerveza viviente seleccionan algunos de los siete cultivos de levadura de la orden agustiniana, la inoculan e inician la fermentación. Cortan su vigorosidad en menos de 48 horas utilizando temperaturas muy frías (-1) y dejan madurarlas en botella por lo menos tres meses para balancear el alcohol, dando una sensación en boca plena y mejorando el aroma. La levadura no la reutilizan debido al estrés que sufriría por el alto grado alcohólico final. Como resultado, podemos conservar una botella de Gulden Draak en un ambiente adecuado hasta un máximo de diez años. Otro dato curioso es que la refermentación no sólo es en botella, es una de las pocas cervecerías que refermentan en barril.

Si se opta por visitar la planta, puede pasar por el Bar Baptist para probar unas frescas Gulden draak Brewmaster y Pyraat añejadas en barriles de ron: tan sólo una copa te enciende con su potencia, ya que la maduración en botella es su mejor aliado. En cambio, si se busca sutileza, es mejor optar por la Baptist, una ligera y afrutada Kölsch que se hizo en honor al creador de la cervecería.

La diablura particular

El relajado trayecto a Brouwerij Duvel Moortgat toma menos de una hora desde Bruselas a la localidad de Puurs, en la provincia de Amberes. Esta moderna cervecería maneja sus icónicas Duvel, Maredsous, La Chouffe y Liefmans. Cuentan además en su cartera con Vedett, De Koninck, Bel Pils, Boulevard, Brouwerij ‘T ij Amsterdam y Firestone. Cualquier persona que haya realizado su reserva para tomar un tour será recibido en el Duvel Depot, un amplio bar atendido por el sommelier de la cervecería.

El origen

En 1871, Jan-Leonard Moortgat junto a su esposa, inician Brouwerij Moortgat. Al transcurrir el tiempo, su hijo, Albert Moorgat, se encarga del negocio y expande la planta. Tras la primera guerra mundial en 1918, Bélgica mantuvo contacto con Inglaterra, en especial con las típicas British ales. Por ese motivo Albert decide viajar a Escocia donde obtiene un cultivo que poseía hasta 120 variedades de levaduras distintas de las cuales seleccionaron sólo 12 para usar

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe