Pataclaun: El hoy de Montserrat Brugué, la famosa Monchi

Dulce, dócil, segura, enérgica y franca, así es Montserrat Brugué. Acostumbrada a que le digan Monchi (su apodo de toda la vida), ahora prefiere que la llamen Montserrat porque quiere distanciarse un poco del personaje que la hizo famosa.

Escribe Julio César Torres Morales* / Fotos Dú Irujo

Hace muchos años la conocí cuando nos reunimos en una casa de Lince un grupo de actores para hacer la obra “La Noche de los Asesinos” de José Triana (obra que al final no se montó) junto a Jaime Lértora y un elenco que no recuerdo bien. Pero de ella sí me quedó claro ese recuerdo y esa sencillez. Ahora, después de un tiempo largo nos encontramos para hacerle una entrevista. La veo tal cual como si el tiempo no hubiese transcurrido, con la misma sonrisa, sencillez y calidez.

“La vida es como un espejo, te sonríe, si lo miras sonriendo”

Cuando Montserrat se mira al espejo, que no es muy frecuente, reconoce que no es muy pretenciosa, ni vanidosa, quizás como ella lo menciona, sea un defecto para su carrera, pero cuando lo hace logra ver la vida y los años que pasaron, (se sonríe). Ve en su rostro todo lo vivido, sufrido y sobretodo gozado y se siente muy contenta y feliz. Aunque siempre estará a la espera de que la vida la sorprenda con cosas nuevas ¡porque la vida siempre te sorprende! (reconoce con firmeza). Para ella una de las cosas principales de la vida es siempre soñar y nunca dejar de aspirar a lo nuevo en todo: carrera, amistades y amores.

La energía se mantiene

Siente que con el tiempo ha logrado mantener siempre la energía, hacer muchas cosas a la vez. A veces ha sido muy impetuosa e hiperactiva y en sus inicios era más agresiva y desbordante. Esa energía que ha logrado controlar, tranquilizar con el paso de los años está cuando la requiere. Es defensora de que la vida es estar en el presente. El pasado ya fue, y el futuro no existe. El ahora es lo más importante para hacer sonreír a la gente, aunque no esté parada en un escenario, sobre todo si logra que se sientan contentos cuando están cerca de ella para brindarles paz y tener la capacidad de sacarles una sonrisa.

Eternamente Monchi

Monchi la bebita, su personaje claun, le ha servido mucho para lograr ese acercamiento con el público, es lo que más le gusta del personaje. Lo que logra con las personas, el contacto, esa buena onda del personaje que conecta con la gente y la acompaña para hacer ayuda y servicio social en campañas de limpieza de playas o programas de ecología y algunos proyectos más. Mientras mantenga la energía siempre estará Monchi la bebita, dispuesta a salir y sonreír, y por ella también vive agradecida de la vida.

Los regalos de la vida

Siente que la vida le está brindando regalos y uno de esos es haber sido parte de la exitosa obra “El Padre” de Florian Zeller donde actúa al lado de Osvaldo Cattone bajo la dirección de Juan Carlos Fisher en el Teatro Marsano. Es la primera vez que trabaja con Osvaldo y ha sido todo un honor conocer su profesionalismo y generosidad. “Se aprende muchísimo de él, como persona, hombre de teatro y actor. Todo el elenco está satisfecho de trabajar con un hombre que tiene tantos años dedicados al teatro”.

La Celestina

Cuando Alberto Isola le propuso la tragicomedia “La Celestina” de Fernando Rojas (irá en el Centro Cultural de la Universidad Pacifico hasta el 2 de diciembre los viernes, sábados y lunes a las 8.30 pm y los domingos a las 7.pm) se sintió aterrada y contenta. Era otro regalo, con muchos sentimientos encontrados, “me puse a llorar de la emoción, es la primera vez que me ofrecían un papel tan importante. Era un reto tan grande, un paso más para mi carrera”.

Cuando le dieron el texto demoró muchísimo en leer, ¿cómo lo haré? se preguntaba. Pero, Ísola hizo una adaptación increíble y al aprenderse la letra al revés y al derecho, conocer a sus compañeros (Andrea Luna, Laly Guimarey, Óscar Meza, Mayra Najar, Patricio Villavicencio, Roberto Ruiz, Lilian Schiappa Pietra) y disfrutar de los ensayos, se sintió muy segura y le puso todo su corazón y talento.

Montserrat nos recomienda ver “La Celestina” porque es un clásico del teatro; además de ver el trabajo de un gran director como lo es Alberto Ísola, una gran producción de La Universidad Pacifico y ver a jóvenes y talentosos actores. Pero sobretodo tener la oportunidad de escuchar y entender un texto tan hermoso e importante en tiempos donde ya no se habla un buen lenguaje.

*Comunicador & productor artístico

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe