Piscos con arte

Entes & Pésimo.

Algunos afirman que la vida no sería la misma sin el arte, y creo que razón no les falta, ya que esta expresión del ser humano demuestra claramente de lo que estamos hechos: de sentimientos puros y también impuros, que llevados por un camino correcto donde predomine, determinadas técnicas para canalizar todas esas sensaciones, se pueden crear expresiones maravillosas, de toda índole, como pinturas, esculturas o la música. Pero el arte, como todo en la vida, necesita de cierta motivación para que fluya, y en determinados casos una buena copa de pisco puede abrir la caja de pandora. Esto lo vivieron cuatro artistas peruanos para crear la segunda colección de artistas de Cuatro Gallos, que debido al éxito de la primera, se animaron a repetir el plato y con éxito asegurado. Es por ello que en esta oportunidad convocaron a Abel Bentín, Entes & Pésimo, Amadeo Gonzáles y Sheila Alvarado. Cada uno de ellos con estilos distintos, pero todos amantes del pisco.

Sheila Alvarado.

La idea era que cada uno escoja una cepa, logre conocerla a la perfección probándola, oliéndola y saboreándola. Así, poco a poco, la química entre el pisco y el artista lleguen a mimetizar en una sola idea. Que fluya, como dicen por allí. Y esto pasó en un periodo corto de tiempo y varias botellas descorchadas. Pero ojo al piojo, estos piscos son súper especiales. Todos son mosto verdes de mosto yema, es decir –para que lo sepan–, el mosto obtenido de la uva es de primera prensa; en español, es el mejor jugo de la uva, el más noble, el más fino, el más puro. De esto nace un mosto verde, más lujo aún, y de allí a descansar un año para esta línea de artistas. Retornando a la creatividad, así cada uno de los artistas luego de conocer lo que el pisco les quería decir mediante sus descriptores, crearon un diseño para su botella, las cuales desnudan todo la sensibilidad del arte que llevan por dentro. Con esto se puede diferenciar las técnicas y visiones de cada uno de ellos.

Abel Bentín.

Para entender lo que cada uno de estos cuatro genios plasmaron en las botellas, es un deber echar un vistazo a sus hojas de vida. Aquí se las cuento. En primer lugar está Abel Bentín, graduado con el primer puesto de la Facultad de Arte de la Pontificia Universidad Católica del Perú (2008). La onda de Bentín es proyectar la fascinación del artista por vandalizar o corromper las formas e imágenes elegidas por la sociedad como referentes de clase. Para esto usa la mancha como metáfora directa. Las llama “manchas del pasado” y cuestiona la admiración hacia ciertos personajes históricos o episodios que de alguna forma hoy definen parte de nuestra identidad. Luego vienen Entes y Pésimo, quienes pintan graffiti desde 1998 y de manera conjunta a partir del año 2000. Pioneros del street art en Lima, pertenecen a DMJC, el colectivo de graffiteros activos más antiguo del Perú. Inspirados por paisajes de concreto y sus habitantes, ellos dejan sus mensajes regados por la ciudad.

Amadeo Gonzales.

Amadeo Gonzales es ilustrador, historietista y músico autodidacta. Creador junto a su hermano Renzo Gonzáles de la revista Carboncito desde el 2001. Ha editado otros fanzines de ilustración e historieta como Transito Intestinal, Actitú Records y Bandas Inexistentes Records. Utiliza en sus trabajos la ilustración a mano alzada, vectorial, tinta china, acuarela, acrílico y serigrafía. Ha realizado diferentes exposiciones individuales y colectivas en Perú, Argentina, Colombia, México, Costa Rica y Estados Unidos. Finalmente está la camaleónica Sheila Alvarado, artista plástica, ilustradora y escritora. Medalla de plata en la especialidad de grabado en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Tiene 5 exposiciones individuales y más de 50 colectivas. En los últimos años ha representado al Perú como escritora en Luxemburgo, como ilustradora en Bolivia y como artista plástica en Estados Unidos. Sus ilustraciones van desde cuentos ilustrados que reflejan su mundo interior a investigaciones sobre temas de identidad peruana. Es creadora del desinhibido personaje Limeña Girl, que retrata a la mujer peruana independiente, fuerte y orgullosa de sus atributos, mixtura racial y cultural. Estos son los artistas que dan vida a la nueva colección de Cuatro Gallos. Espero que beban el pisco mirando y analizado la botella.

Por John Santa Cruz / Director de Cocktail

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.