Pragma Arquitectos: Hasta el punto más alto

Pragma Arquitectos es un estudio fundado hace más de 35 años, que se encuentra en plena vigencia y cuenta con algunos de los proyectos que le han dado al Perú una nueva cara.

Escribe Daniela Lizárraga* /  Fotos Pragma Arquitectos

Conversamos con uno de sus artífices Ricardo Martin de Rossi que nos indica que en Pragma Arquitectos no hay protagonistas, sino trabajo y vocación de profesionales que nacieron para ser arquitectos.

-Surgieron en los 80’s con un mercado muy complicado…
Complicadísimo. Hoy día el ser arquitecto suena bacán. Pero en los ochentas era la típica historia de: si quieres ser arquitecto o artista vas a ser misio toda tu vida (risas). Así era el pensamiento en esa época.

-¿Cómo apostaste por Pragma en ese momento de tu vida?
Es anecdótico. No estaba titulado, pero tenía que trabajar, y tenía un gran proyecto. Pero para trabajar yo tenía que tener una empresa. En una noche inventé el nombre ¿Pragma por qué? Porque soy un pragmático. Se creó Pragma S.A. y luego nació Pragma Arquitectos como marca. Este año llegamos a 37 años y seguimos haciendo cosas…

-Citando tu libro, llama la atención la frase “comenzamos por 50 metros y ahora tenemos 500”…
Era una pequeña oficina de 50 metros, en una época en que los arquitectos, trabajábamos en tableros. Ocupábamos más espacio, en cincuenta cabíamos seis arquitectos y apretados por darte un ejemplo… Cuento esto y me suena a prehistoria (risas). Ver ahora la oficina que tenemos, es realmente una cosa increíble, es un sueño.

-Además, hoy la innovación es más rápida.
El futuro son los medios digitales para trabajar. Antes los arquitectos hacíamos maquetas y hacíamos perspectivas (apuntes) a mano, dibujábamos y escribíamos. Ahora, los jóvenes arquitectos dependen fundamentalmente de la computadora, para dibujar y escribir. Están contentos de trabajar en un estudio, en una oficina de una empresa u otro arquitecto reconocido, en mi época tú solo querías tener tu propia oficina y se acabó, tipo artista.

-¿Cómo se involucran con el cliente?
Es un proceso psicológico hay que tener una sensibilidad especial. El arquitecto moderno da un servicio creativo. Debe ser útil y funcional. No hay arquitectura sin clientes. El tema económico es lo que prevalece muchas veces, algunos clientes valoran el valor agregado. Nosotros apuntamos a ese mercado. No pretendemos tomar trabajos masivos. En la medida que podamos hacer arquitectura, siempre fieles a la filosofía pragmática: Nunca copiarnos a nosotros mismo, siempre salir de la “caja”. Buscar… Mi primer proyecto fue una casa. Una sorpresa para el propietario. En general, los arquitectos empezamos haciendo casas.

-¿Y en cuánto a las oficinas?
Los conceptos van cambiando rápidamente. Por ejemplo, las oficinas de coworking, son unos conceptos divertidísimos. Te imaginas una oficina en la que inclusive te puedes tomar una cerveza y seguir trabajando echado en un sillón. La funcionabilidad ha cambiado, lo que se busca es productividad y si para ello deben romper esquemas, ¡adelante!

-¿Hacia dónde cree que va el mercado hoy?
Hacia arriba. Debemos densificar la ciudad, en armonía con el contexto urbano. Ojalá las autoridades tengan la capacidad y logren cambiar las estructuras anacrónicas que aun se mantienen. ¿Por qué no podemos diseñar un edificio de 60 pisos? Hay lugares como Tokio, mucho más sísmico y hay edificios de 100 pisos. Los clientes han cambiado, aparecen los famosos millennials, con espacios pequeños que no son para vivir, son para habitar. En cuanto a la calle, todavía es inhóspita en nuestro país. Caminar no es agradable. Ojalá los espacios públicos sean más amables. El concepto de las casas tiende a desaparecer. Es mi discurso de toda la vida: De todo lo que ves en le calle el 1% tiene algo de valor arquitectónico, el otro 99% son simples construcciones. La arquitectura es una cosa selectiva y cultural, lamentablemente hay pocos clientes que realmente valoran un objeto arquitectónico. La mayoría Wquitectura es un concepto caro, por que se utilizan materiales costosos y de lujo, ¡nada más equivocado! La arquitectura es un aliciente existencial para el ser humano y eso es invalorable…

– Finalmente, ¿qué le dirías a este generación de arquitectos?
Varios conceptos. Primero, debes tener real vocación, si no la tienes serás muy infeliz. Otro, ¡persiste! Los fracasos son experiencias. No agobiarse, el arquitecto debe aprender a sobrevivir. Con la modernidad usa lo que sea útil y bueno para ti, sino la tecnología te va a abrumar.

* Ceo de Percepciones Digitales / Blogger en Camaleónicas

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe