Un k’intu para Raúl Brozovich

Debajo de la ropa usada
sus heridas profundas hablaban
de la República del sollozo
Era de ver su gesto agresivo
de animal cansado
Era de ver el hollín trágico de sus pelos
la pupila rota, el coágulo espeso
Era de ver el cuerpo enorme de su sombra
velando su propio cadáver. (Raúl Brozovich)

Escribe: Francisco León

Hace unos días decidí viajar a la ciudad imperial del Cusco, tierra de magia, belleza y misterios. Uno de los principales motivos fue participar en la presentación del libro “Emiliano Huamantica, biografía de un líder sindical”, de su sobrina-nieta Cricia Ochoa Huamantica, en Quillabamba, La Convención. Lugar donde el dirigente histórico creó las primeras federaciones campesinas.

Una tarde, recibí la llamada del pintor cusqueño Alberto Quintanilla. Me preguntó, muy preocupado, si sabía algo sobre el tema del poeta Raúl Brozovich cuyos restos habían sido exhumados por la Beneficencia Pública del Cusco. El maestro Quintanilla me comentó de su amistad con el poeta. ¿Cómo puedo ayudar? Me dijo. Al instante tomé contacto con el antropólogo y poeta Pavel Ugarte. Él comanda un grupo de escritores cusqueños que gestiona el retorno de los restos de Brozovich a su tumba y pide además que se le otorgue un nicho a perpetuidad.

Muchos en Lima dirán: ¿quién fue Raúl Brozovich Mendoza? Hijo de padre yugoslavo y madre cusqueña, nació en el Ombligo del Mundo un 14 de septiembre de 1929. Artista comprometido con el activismo cultural y la rebeldía de su generación. Perteneció a la generación del 50, poetas que tenían una lectura social de la realidad y que buscaron la síntesis entre lo local y lo universal. Brozovich fue además acuarelista, dramaturgo, bohemio, trotamundos. Figura cercana a la juventud, es un ícono en la actualidad. Podría decirse que es el Charles Bukowski cusqueño.

Rescato las palabras del maestro Quintanilla, en una carta que envió a las autoridades del Cusco: “Enterado de lo sucedido con el cuerpo de Raúl Brozovich, uno de los poetas más importantes de Cusco, levanto mi voz como artista cusqueño y reclamo a las autoridades competentes respeto y humanidad, puesto que desde siempre hemos dignificado a nuestros muertos. Al mismo tiempo, digo que el mejor homenaje que podemos hacer a nuestro Raúl es una edición del total de su obra, que comprende poesía y plástica. Considero que acciones como esta, relacionadas al conocimiento y a la cultura, tan necesarias para nosotros los cusqueños y el Perú en general, ayudan a engrandecer nuestro pasado, enfrentar el presente y proyectar nuestro futuro”.

El día sábado quedamos con Pavel en encontrarnos en el Cementerio Almudena, donde lo entrevistarían además para CTC televisión. Llegamos al pabellón Cristo Rey, donde el 2006 un grupo de bardos llevó los restos de Brozovich. Las autoridades arguyeron que el poeta estaba olvidado. Pavel nos dijo:  “Bueno, nos han querido decir que el poeta estaba olvidado. No sé si has visto las declaraciones de Alfredo Herrera, que dice que no había ningún reclamo de la sociedad civil. Que asumen que estaba olvidado el poeta, lo cual es totalmente falso. Desde el año en que él fallece se ha incrementado más bien la figura del poeta, de su obra. Aquí vienen investigadores, hacemos recorridos con escuelas, institutos. A este espacio se constituyen los escritores participantes del festival Enero en la Palabra, el más importante del Sur andino. Es más, la página oficial de este festival tiene el nombre de Raúl Brozovich. No se ha olvidado al poeta. Lo que ha habido acá es un tema administrativo, que se ha procedido como se procede con muchos otros que incumplen el pago del nicho. En este caso lo que nosotros hemos pedido como sociedad civil organizada es un tratamiento especial para este poeta, reconociendo el aporte literario a la cultura cusqueña. La Beneficencia Pública ha demostrado buena voluntad y nos han informado que el viernes 2 de agosto se van a inhumar los restos del poeta”.

Pavel mencionó que lo sucedido debe ser un llamado de atención sobre el olvido en que se encuentran tantos cusqueños valiosos y cusqueñistas, que deben ser revalorados y cuyas obras puestas al conocimiento de la población. Antes de retirarnos, Pavel colocó los poemas de Brozovich en su nicho vacío configurando una especie de altar. Le alcancé un k’intu, conformado por tres hojas de coca. Pavel las dirigió a los Apus e hizo una invocación. Realizó el pukuy o soplido ritual y luego las puso en el nicho.

Las disculpas, la reconciliación con el alma de Brozovich se había llevado a cabo. Solo queda esperar el 2 de agosto, día en que se llevará a cabo un pago a la tierra cuando los restos del poeta encuentren al fin el descanso eterno. Cierro con un poema del autor que, a decir de los que lo conocieron, lo pinta de cuerpo entero:

Su pequeño libro de poemas blindados ocupaba el recinto de su alma
Lleno de fantasía la vida no era para él
Llena de imaginación la vida no era para él
Ni tampoco él para la muerte
Hubiera querido habitar una caja de fósforos
Su humildad no tenía límites.

Francisco Adriano León Carrasco

Nació en Lima el 8 de mayo de 1975. Escritor, poeta, editor, historiador, músico. Cursó estudios de literatura en la UBA (Universidad de Buenos Aires). Promotor cultural. Publica  la novela corta Resplandor Púrpura (Grupo Editorial RAS, Lima, 2004). El año 2005 obtiene mención honrosa a nivel nacional en el concurso de Poesía Iberoamericano, Cuento y Dramaturgia 500VL, organizado por el Boulevard de la Cultura de Quilca y la Municipalidad de Lima. Aparece su primer poemario titulado Ad Gloriam (Arteidea editores, 2006). Publica el trabajo de investigación: La historia de Salamanca de Monterrico (Grupo Editorial RAS, 2006 – 3 ediciones).

Obtiene 2ª mención honrosa en el concurso mundial de poesía erótica Bendito sea tu Cuerpo (2008). Aparece en el compilatorio del mismo nombre. Aparece su plaquette Sandra, (Maribelina editores, 2009). Publica su poemario temático Summer Screams(Hipocampo editores, 2009). El 2012 publica. Publica Historia de Sangallaya (Asociación Distrital Sangallaya, 2012). El año 2013 publica con Altazor editores su segunda novela Tigres de Papel. Publica la II edición de su novela Resplandor Púrpura, editada por G4eneration (2014), en Buenos Aires. Publica Salamanca Sixties Un estudio sobre el rock en la Clase Media de Lima, (Editorial Selección Gallera 2014). Publica su novela Los Stones, (Animal Literario, 2016).

Publica Song From Lima, poesía, (Korriente A editores, 2017). Publica el trabajo de investigación Wanka Rock, historia del rock en Huancayo de 1959-1979, Korriente A editores (2017) con una reimpresión de Sonidos Latentes Producciones ese mismo año. Dirige el equipo técnico para la elaboración de el Plan Municipal de La Lectura y el Libro de la Municipalidad Provincial de Cusco, 2017. En 2018 publica tres ediciones de Manco Inca y la gran guerra de reconquista (Grupo Editorial RAS, Raymi Editores, Zafiro Editores). Con tres ediciones agotadas en menos de tres meses. El libro fue el segundo más vendido de la Feria Internacional del libro de Cusco.

Ha aparecido en 20 compilados de poesía a nivel mundial, incluye traducciones al francés y portugués de su obra. Ha sido columnista del diario Extra, y del Diario del PaísDiario del Cusco, Diario El Sol del Cusco. Además de las revistas digitales Punto de EncuentroMain Neim, Cronopio, etc., a nivel nacional e internacional. Ha sido conductor del programa El Rincón de Los Incomprendidos por HCM Tv radio, y de Palabra x Palabra por HCM Tv radio. Ha editado más de 20 libros con su sello RAS. Es en la actualidad columnista del semanario Qosqo Times y editor periodístico de la revista Open Cusco, de distribución gratuita en Lima y la Ciudad Imperial.

Síguelo en: https://www.facebook.com/franciscoleonescritor/

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe