Un mundo por descubrir

Portugal es una caja de sorpresas, con denominaciones que no están muy exploradas por el winelover limeño, pero los vinos están concebidos para ello, para conocerlos y ser descubiertos.

Escribe John Santa Cruz*

Los pobladores primitivos del territorio de lo que hoy conforma Portugal, pisaban la uva y bebían su jugo fermentado. Los fenicios enseñaron nuevas formas de triturar y prensar las uvas así como de su conservación. Con la conquista romana y, admirados por las técnicas halladas para la producción del vino iniciaron la exportación a otros lugares del imperio. Durante los primeros siglos de la formación de Portugal como reino, las exportaciones fueron muy importantes. Llegada la época expansiva y de los descubrimientos, el vino portugués llegó a todo el universo conocido hasta entonces. Con identidad propia, tradición y calidad desde tiempos inmemoriales se bebe vino portugués, mundo adelante. Llama la atención la diversidad de los cepas con que cuenta Portugal. Sus mejores vinos se producen con uvas autóctonas ibéricas.

A pesar de contar con un área reducida de cultivo, Portugal ocupa el sexto lugar a escala mundial como país productor de vino. El Duero fue la primera región vitivinícola del mundo, con límites demarcados en 1756.

Cuenta con un número de variedades autóctonas superior a otros países, probablemente unas 200. Los numerosos microclimas, tipos de suelo y variedad de cepajes, confiere a los vinos portugueses una ventaja única para los que saben apreciar la bondad y riqueza del vino. En el Duero destaca, por ejemplo, la bodega Montes Ermos, que data de 1959. Entre sus vinos más destacados están el Garrafeira Dos Sócios 2009, que es en base de touriga nacional, tinta roriz y touriga franca. Pasa 18 meses por barricas de roble francés, que logran domar estas uvas. Un vinazo. También tiene un Gran Reserva 2007 con las mismas cepas, un Gran Reserva Blanco 2009 de Codega Larinho, y pasa 9 meses en barrica para darle mas boca al vino. Además tienen otros vinos como el Gran Reserva 2007 de Touriga Nacional, entre otros.

Otra de las denominaciones importantes es Alentejo. Se trata de una zona extensa y rural. Región cálida y muy calurosa en verano, que exige irrigación para mitigar el sufrimiento hídrico de la viña. El Alentejo encabeza la “revolución” vitivinícola portuguesa, por su alta modernización de los procesos de producción con excelentes resultados y consecución de la consagración internacional de sus vinos. Región famosa por sus vinos tintos con mucho cuerpo, afrutados de excelente guarda (envejecimiento). Sus subregiones con DOC son Portalegre, Borba, Redondo, Vidigueira, Reguengos, Granja/Amaraleja, Moure y Évora. Los vinos regionales alentejanos se han popularizado gracias a su fama. Aquí destaca la bodega Casa Relvas, propietaria de cientos de hectáreas dedicadas a la vid. Se compone de la Herdade de São Miguel y de la Herdade da Pimenta. La primera se encuentra en el municipio de Redondo y abarca 175 hectáreas de las cuales 35 son de viña plantada en suelos franco-arcillosos, y dispone de otras 97 destinadas a alcornoques. El resto del espacio se dedica al mantenimiento y protección de especies autóctonas en peligro de extinción.

Otros de las firmas que acaba de llegar a Perú es Joao Portugal Ramos Family Estate, que es una de las bodegas grandes. Nació en 1980 en Alentejo con Vila Santa. Luego crecieron y compraron Duorum en el Duero, bodega que le dio los mejores premios a nivel internacional, y que le dio un posicionamiento fuerte en el mercado internacional. Posteriormente ampliaron su gama de denominaciones de origen con Beiras, adquiriendo la bodega la bodega Quinta de Foz de Oruoce. Finalmente terminaron de crecer en Vinhos Verde con Joao Portugal Ramos, la bodega que representa la esencia de la marca y de la zona. Siguiendo con Minho, región original del vino verde, típico vino portugués ligeramente ácido y “petillant”. Su estilo puede variar según las seis subregiones de producción existentes: el alvariño de Monçâo, que es más seco y con más cuerpo, que los producidos con uvas loureiro del centro del miño, con más aroma y mayor delicadeza. Aquí también destaca Fernando Horta, que es un vino fresco, ideal para beberlo acompañado con quesos de pasta suave o comida japonesa. Fernando Horta es un blend de cuatro cepas (arinto, azal, trajadura y loureiro). Lo que más me agrada de la propuesta portuguesa es la diversidad, y con estas cuatro firmas tienen expresiones distintas. Las encuentran en los mejores restaurantes de Lima. //
* Director de Cocktail

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Podrás seguirnos por medio de nuestras redes sociales y estar al día con nuestras actividades.

SÍGUENOS

CONTACTANOS EN:
Calle Carlos Ferreyros Nº 960, Of. 301 - San Isidro
Teléfono: 386 7850
Email: revista@cocktail.pe