La segunda entrega de Top Gun, titulada como su personaje protagonista, ya se encuentra en cartelera nacional tras su gran paso por el Festival de Cannes.

Tom Cruise es sinónimo de grandeza, excentricidad y por supuesto acción, mucha acción. Y obviamente esta vez no es la excepción. Luego de 36 años (30 años en la historia) regresa una de las películas más aclamada de los 80′, Top Gun: Maverick, la esperada secuela ya se encuentra entre nosotros y aquí te explicamos las razones por las cuales deberías verla ya mismo.

“Top Gun: Maverick” complace de manera correcta al tocar todas las piedras de toque de la primera película: motocicletas a gran velocidad, el tema “Danger Zone”, fetichismo militar, jefes de la Marina con poco sentido del humor, pilotos haciendo deporte sin camisa, las cantadas en el bar, entre otras. Y aún así se fortalece por sí misma. No se encuentra desgastada por su pasado, sino que se eleva al ofrecer respuestas y hacer eco de los problemas de la primera parte.

La cinta de igual manera presenta un bello conflicto que sirve como base a toda la trama más allá de las geniales escenas de acción y toda la apoteosidad en la que la película yace. Dicho conflicto es el «pasado», pasado al cual Mav debe acceder mediante su realidad, él aún no supera la muerte de su mejor amigo «Goose», y aún así debe lidiar con el hijo quién guarda rencór y molestia por lo que pasó con su papá en aquel fatídico vuelo. El personaje de Tom Cruise tendrá que ir más allá de lo paternofilial y tomar una decisión quer le ayude a superar su pasado. Ahí la clave.

Otro patrón fundamental que funciona muy bien aquí y ya lo habíamos mencionado líneas atrás es la realeza sin inyección de CGI (efectos visuales) en gran parte de las escenas donde los pilotos toman su curso en los F/14, eso le otorga una belleza artesanal, puesto esto a pedido del mismo Tom Cruise quien quería que todo luzca orgánico y a gran escala. El largometraje nos pone en mesa una misión suicida para la nueva camada de pilotos de Top Gun, quienes deben infiltrar una base prohibida en la cual habrá más de un obstáculo que pondrá a prueba su sapiencia y poca experiencia. Aquí entra a tallar las enseñanzas de Mav quien deberá forjar de instructor y luchar contra el reloj para dibujar el camino de la victoria. ¿Cómo se daría esto?

El director Joseph Kosinski aporta una sensación visceral a la película, haciéndonos sentir claustrofobia en el cielo abierto mientras los pilotos se precipitan y desvían. Alterna maravillosamente entre escenas ruidosas en exteriores, con motores de aviones rugiendo, y escenas tranquilas en interiores con gente casi susurrando. También cambia del sol brillante a interiores oscuros. Pequeños detalles pero enormes al momento de analizar cuadro por cuadro. No por algo la crítica a nivel mundial viene alabando y aplaudiendo la cinta.

Además, a las estrellas de Tom Cruise, Val Kilmer (quién regresa como el icónico Iceman), Miles Teller y Jennifer Connelly, se unen Jon Hamm y Ed Harris. Completando el gran elenco están: Glen Powell, Lewis Pullman, Jay Ellis, Monica Barbaro, Bashir Salahuddin, Charles Parnell, Danny Ramirez, Jean Louisa Kelly, Manny Jacinto, Jake Picking, Penelope Kapudija, Peter Mark Kendall, Chelsea Harris, Kara Wang, Raymond Lee, Lyliana Wray, Roberta Sparta, Jason Woods, Dana Byrne, Nancy DeMars, Mark Anthony Cox, James Quach y Tristan Henry.

Escribe: Samuel Hurtado Cárdenas (@cinesamu)